Vendedores informales y/o ambulantes de la ciudad de la ciudad de Popayán, rechazaron el decreto que prohíbe las ventas en el espacio público, el cual fue firmado por el alcalde, Juan Carlos López Castrillón.

Cabe recordar, que el decreto municipal expresa que, "ningún vendedor ambulante, permanente o transitorio podrá ejercer actividad comercial en la ciudad de Popayán ocupando el espacio público...".

Ante esta situación, líderes de los vendedores informales, manifestaron que la administración municipal, no los tuvo en cuenta para tomar una decisión, razón por la cual más de 300 trabajadores ambulantes podrían no trabajar en la zona del centro histórico y otros sectores de la ciudad.

Marcela Medina, una de las voceras del gremio expresó que, "con lo que el alcalde hace muestra ser una persona clasista porque todo es a favor de los ricos".

Añadió, que detrás de cada vendedor ambulante hay familias que sobreviven con lo que venden diariamente.

Los vendedores ambulantes, dejaron claro que desde la administración municipal, no se está respetando la ley empanada, pese a que esta fue iniciativa del partido político Mira.

Que en su momento fue bandera de campaña de candidatos al concejo y asamblea de dicho movimiento.

Informe completo

Por otro lado, el concejal de la ciudad, Andrés Felipe Velasco, quien está apoyando a los vendedores ambulantes, dio a conocer que presentará a la administración la propuesta de peatonalizar el centro histórico, con el fin de brindar garantías de trabajo a este sector.

Peatonalización, que según Velasco sería durante un mes, mientras pasa la temporada decembrina.

Propuesta que se hizo en la pasada administración municipal, de César Cristian Gómez Castro.

Cabe anotar que desde esta redacción se ha intentado dialogar con la administración municipal, con el fin de resolver inquietudes frente al decreto de navidad, pero no ha sido posible.