Gracias a la publicación de la información de Medicina Legal sobre que en su sede de Santander de Quilichao permanecía el cadáver de Jhon Freiman Vidal Sánchez, se comprobó que la víctima era un reconocido habitante de calle del municipio vecino de Villa Rica.

"Era un joven con problemas mentales que lamentablemente estaba en condición de calle, por eso deambulaba por los municipios de acá de norte del Cauca, claro no lo volvimos a ver hasta que ayer informaron que su cadáver estaba en la morgue de Santander de Quilichao", relataron los pobladores.

La noticia del final de  Jhon Freiman Vidal Sánchez causó consternación entre los pobladores de Villa Rica, porque hace dos semana adelantaron una actividad para brindarle una mano solidaria a este joven, quien tenía 32 años de edad.

"A través de una iglesia cristiana, al joven se le brindaron los primeros auxilios, se le pagó el corte de caballo, luego se le bañó para después compartir con él un rico almuerzo, claro, el cambio fue abismal y se esperaba que siguiera mejorando su condición, pero lastimosamente no fue así", agregaron los pobladores.