Unicauca

El Cauca con liga, pero sin fútbol y casi que sin estadio


A una semana que estallara el escándalo sobre la supuesta y casi que concretada venta del estadio de futbol Ciro López de la ciudad de Popayán junto a sus predios con un área aproximada de 40.000 metros cuadrados, es más la incertidumbre que las certezas sobre la realidad de dicha negociación.

El Cauca con liga, pero sin fútbol y casi que sin estadio

Desde todos los estamentos se han escuchados voces a favor y en contra pero que ninguna de ellas ha logrado despejar las dudas sobre el futuro mismo del inmueble más allá que se encuentra embargado por el municipio de Popayán.

Hay eso sí, varios elementos a tener en cuenta para la discusión y el análisis: La liga Caucana de Futbol es un ente de carácter privado y se regula por el derecho civil, los predios que son de la Liga tienen una limitación en cuanto a la enajenación y gravamen impuesto por escritura pública en beneficio del departamento del Cauca, el concejo municipal de Popayán, mediante acuerdo estableció el predio del Ciro López como un bien de interés público, sobre una parte del predio existe una ocupación en cabeza del municipio de Popayán, el Instituto de Bienestar Familiar y la Junta de Acción Comunal del barrio Los Hoyos, el predio se encuentra dividido en dos partes y por eso existen dos registros de matrícula inmobiliaria al estar separado por lo que hoy es la ciclovía y contrario a lo expresado por el “abogado-vocero” de la liga o de los compradores, uno no sabe a nombre de quien actúa, la ciclovía hoy ocupa lo que eran las antiguas vías del ferrocarril. Los anteriores elementos, seguro serán muchos más, pero los necesarios inicialmente para establecer el futuro del estadio Ciro López de la ciudad de Popayán.

Por otro lado, tenemos a la Liga Caucana de Futbol, agremiación que recoge algunos de los clubes de futbol reconocidos del departamento del Cauca y cuya junta directiva se elige por votación directa de los mismos clubes para un periodo de cuatro años, la junta directiva actual ha sido denunciada por varios clubes que sienten que su elección esta viciada y que han llevado el caso a instancias del futbol nacional asociado sin obtener respuesta favorable. Lo que sí es claro es que los actuales directivos no están a la altura de su mandato y su gestión va en contravía del deporte caucano, pues el deterioro y los malos manejos del estadio Ciro López, son solo el reflejo de su mala administración, más cuando estuvieron a punto de enajenar el patrimonio de una ciudad y de todo el departamento sin importarles más que sus intereses particulares y por demás mezquinos. Es paradójico que un departamento que brilla por ser cuna de grandes futbolistas de talla internacional, tenga una liga de futbol con la peor dirigencia y arroje tan pobres resultados y es ahí donde radica precisamente la razón del ¿por qué? no tenemos fútbol profesional en nuestra ciudad, ni siquiera de segunda división o, aunque sea de tercera y mucho menos soñar, contrario a lo que los mercaderes anunciaban, un equipo de futbol femenino.

Los asuntos como los deportivos y en este caso el futbol, más allá que sean administrados por particulares, no dejan de ser públicos y de interés general para la ciudadanía, por lo tanto es necesario establecer acciones concretas entre las entidades nacionales a través del ministerio del deporte, el departamento y el municipio, con la participación de la empresa privada y la ciudadanía en general no solo para salvar el estadio y la totalidad de sus predios, sino para corregir las malas actuaciones de la actual junta directiva de la Liga Caucana al igual que de las anteriores, sino por sobre todas las cosas salvar el deporte del Futbol Payanes y Caucano de las próximas generaciones.