Luego de conocerse un informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, sobre el asesinato de líderes sociales, varios dirigentes políticos y comunitarios concluyeron que el departamento es, sin lugar a dudas, "un cementerio para aquellas personas que toman la vocería de sus poblaciones".

"Acá matan por cualquier motivo, no es solamente tener un liderazgo, es tan solo por reclamar por vivir tranquilamente en un vereda o corregimiento, las autoridades no capaces ni garantizar la vida, con esas cifras que ya hay de la violencia, podemos decir que el Cauca es un cementerio para líderes sociales, indígenas y comunitarios", denunció un integrante de Marcha Patriótica, quien por físico terror, pidió mantenerse en el anonimato.

De acuerdo con Indepaz, el departamento del Cauca es el más afectado con 264 líderes comunales ultimados, seguido por Antioquia en donde 140 defensores han sido asesinados. Posteriormente se ubica Nariño con 108 muertos y el Valle del Cauca con 77 registros.

Dicho balance se integrante al ‘Posacuerdo Traumático, que  es el informe de la continuación de la violencia en Colombia, de  2016 a la fecha, que presentó dicha entidad.

Es que en los últimos 4 años 1.090 líderes comunales fueron víctimas de ataque armados, con el año 2018 como el más grave con 298 muertos, seguido muy de cerca por el 2020 con 291 defensores ultimados.

Además, señalaron que el 63 por ciento de los homicidios se han perpetrado en el gobierno del presidente Duque.