El salsero, bailarín, bongosero y director de orquesta Roberto Roena falleció en la noche de ayer jueves en Puerto Rico.

La triste noticia de la partida de este duro de este género musical fue confirmada por familiares y amigos, explicando que el artista padeció un infarto.

Roena nació el 16 de enero de 1940, en el barrio Dulces Labios de Mayagüez, Puerto Rico.

Sus inicios fueron con rutinas de baile, por lo que siempre se le conoció como 'el gran bailador'. Estas jornadas las organizaba con Cuqui, su hermano.

Luego  ingresó a El Gran Combo de Puerto Rico, de Rafael Ithie, donde estuvo hasta 1969.

Se fue para formar su grupo, Apollo Sound, que tuvo el apoyo del repertorio de Mario Ortiz, Bobby Valentín, Elias Lopés, Luis 'Perico' Ortiz y Papo Lucca.

"Con el Apollo Sound, Roberto presentó un nuevo sonido al género salsero utilizando dos trompetas, un trombón y un saxofón, combinación que tomó bajo la influencia de la sección de vientos del grupo de rock sajón Blood, Sweat and Tears", según su biografía.

'Tú loco loco y yo tranquilo', 'El escapulario' y 'El sordo' figuran entre sus éxitos más recordados, así como 'Traición', 'Chotorro', 'Mi desengaño', 'Fea', 'Marejada feliz', 'Cui cui' y 'El progreso'.

En más de 60 años de carrera musical, Roena dejó más canciones para la posteridad como: “Que se sepa”, “Por qué te niegas”, “Cómo te hago entender”,  “Tú loco, loco, y yo tranquilo", y “Marejada feliz”.

El músico realizó en 2019 un concierto para celebrar su trayectoria en el Coliseo de Puerto Rico José Miguel Agrelot.

Otras leyendas como Johnny Pacheco, Papo Lucca o Ismael Rivera construyeron una amistad y una obra con Roberto Roena alrededor de la salsa. Parte otro grande, pero su legado en la música perdurará por sus letras, sus pasos y su ritmo.