Indignados terminaron los periodistas de Popayán por el desplante del ministro del interior Daniel Palacios en su visita a Popayán.

A pesar de que oficialmente la cita fue a las 3:00 de la tarde, pasaron las horas y el funcionario de gobierno nunca atendió a los comunicadores, quienes vieron caer la noche por eso partieron a sus casas, cansados e indignados.

Muchos manifestaron su descontento en uno de los chats de WhatsApp de periodistas de la región y no era para menos. Pasaron más de seis horas y el ministro nunca salió.

Es que la visita el funcionario fue obligatoria porque la región enfrenta un gravísimo problema de seguridad, especialmente en las zonas rurales de los municipios, donde los grupos armados tiene el control.

Como el caso de Argelia, donde ya son más de 100 homicidios en los últimos años por la guerra entre las disidencias de las Farc y la guerrilla del Eln.  Hasta concejales han perdido la vida en dicha confrontación.

La actividad de entrega de unas motos para la Policía pasó a segundo plano ante este desplante, el cual ya es una constante del gobierno de Iván Duque con los periodistas de la región, incluso muchos de ellos amenazados por los violentos.