El diablo y los periodistas

/ Opinión
Por: Marco Antonio Valencia Calle

El diablo y los periodistas

Se ríe el diablo cuando los periodistas se creen más importantes que la noticia. Algo que lo enseñan el primer día de clase en la carrera de Periodismo y Comunicación Social.

Se ríe el diablo cuando el periodista en vez de dar noticias se cree una estrella del jet set o ejecutivo-plus de esa utopía y falacia llamada “cuarto poder”.

Se ríe el diablo cuando el periodista -porque tiene un medio a su disposición-, indigestado de ego piensa que los demás le deben rendir pleitesía porque sale en la tele o habla por la radio.

El diablo alimenta el ego de los débiles.

Se ríe el diablo cuando algunos periodistas se confunden, en vez de informar, opinan con egolatría sin fundamentos para dejarnos ver el lado oscuro de su corazón.

El diablo es puerco y sabe que los periodistas son los cronistas de la historia más reciente. Y que con su labor de contar noticias van construyendo el país que tenemos y el infierno que padecemos. Pero una historia que se cuenta desde la ignorancia destruye cualquier civilización y el testimonio que vamos dejando no es el testimonio de la sociedad, sino de la ridícula incapacidad para hacer lo que hay que hacer con fundamento y profesionalismo.  

Se valora el amor con el que algunos periodistas tejen su trabajo. Comunicadores serios que prestan un servicio eficaz, pero lamentamos a los que de la mano del diablo se confabulan para atizar la guerra, para confundir, para manipular, para provocar la desunión entre los pueblos, para hacernos creer lo contrario a lo evidente.

Hay periodistas que no tienen la intención de interactuar con la historia, ni quieren ser responsables de informar o educar, ni son serios con su trabajo, ni tienen conciencia de sus desafueros, y allí comienza el infierno de la profesión, del oficio, de la prensa y los periodistas.

POSDATA: Saludo a los periodistas colombianos en su día: 9 de febrero.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.