El caso sucedió en el centro histórico de Popayán y el presunto delincuente terminó con lesiones en su cuerpo tras caer al vació cuando intentaba robarse un reflector.

De hecho, comerciantes y residentes de este sector de Popayán denuncian que la inseguridad se incrementó, a raíz de las medidas de aislamiento decretadas por las autoridades locales por el tema de la pandemia.

"La gente cierra sus locales apenas cae la noche y las calles del sector histórico quedan prácticamente solas, entonces empiezan a deambular los indigentes y consumidores de droga, quienes buscan robarse lo que sea, como en este caso, en otros momentos atacan a la gente porque no les dan plata", denunció la comerciante Virginia Galviz.