Unicauca

El tiro por la culata, pusieron a perder a Popayán y sus gentes


Por: Andrés Urrego

El tiro por la culata, pusieron a perder a Popayán y sus gentes

Hoy se conoció la providencia judicial proferida por el Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Cauca, por medio de la cual se libró mandamiento de pago en el sonado caso de los Solarte y por valor solo de capital de más de treinta y seis mil millones de pesos.

Aún retumba en mis oídos, la argumentación del secretario de hacienda municipal, sobre el excesivo cobro del impuesto predial, al decir “que era para pagar las deudas de los Solarte, lo que pidió prestado el ex alcalde Cesar Cristian Gómez Castro y otras deudas más”.

Obviamente;  lo que mal empieza, mal acaba, reza el conocido refrán, una actualización catastral cuyo único fin era recaudar más impuestos, exprimiendo hasta la saciedad a los pobres contribuyentes ha tenido el efecto contrario, la ciudadanía se organizó y se le ha parado duro a la administración en defensa de sus derechos, tanto así que el alcalde López Castrillón tuvo que pedir autorización al concejo municipal para otorgar nuevos plazos y descuentos hasta del sesenta por ciento sobre el valor del impuesto predial.

Al día de hoy y solo a tres meses de terminar el año, la administración municipal no ha recaudo siquiera veintiséis mil millones de los cuarenta y cuatro mil millones que pensaba con la actualización catastral con enfoque multipropósito, sobre el cual; pesan todo tipo de reclamos, quejas a los organismos de control y hasta una acción popular. Resistencia que seguramente y frente al proceder errático del señor López Castrillón, va a ir en aumento y comprometerá aún mas el recaudo del próximo año, evidentemente la ciudadanía en un gran número no va a tener como pagar. Hoy al alcalde, sumando todo lo recogido por el predial, le estarían faltando algo así como diez mil millones de pesos para pagar lo ordenado por el tribunal y eso sin contar los intereses y demás.

Se conoció también que una aseguradora de riesgo bajó la calificación al municipio de Popayán, eso antes de conocerse el mencionado fallo, lo cual plantea para la entidad territorial un panorama fiscal, mucho peor.

Sería bueno saber que piensan hoy los concejales, de todo lo que está pasando y saber si piensan seguir cohonestando las malas decisiones de la administración municipal o por el contrario van a ejercer un verdadero control político como es su obligación, es importante que los payaneses tengan claro quiénes son los concejales que no han cumplido a cabalidad con el voto de confianza que les entrego la ciudadanía. Recordemos que el próximo año es electoral.

En definitiva, pierde la ciudadanía de Popayán, que ve más que comprometido su progreso, su desarrollo y se ahoga cada vez más en problemas sin solución y bajo la dirección de una pésima administración. ¿El alcalde no estará pensando en renunciar?