Luego de la jornada de manifestaciones que se vivió en el país en el marco del Día del Trabajo, algunas de manera pacífica y otras violentas, el presidente Iván Duque había ordenado este sábado a través de una alocución que, en coordinación con los alcaldes y gobernantes, mantendría a los militares en la ciudades donde se han reportado altercados con el fin de evitar más actos vandálicos.

“Conforme a la política marco de convivencia y seguridad ciudadana como comandante supremo de las fuerzas armadas la figura de asistencia militar seguirá vigente en los centros urbanos donde existe un alto riesgo para la integridad de los ciudadanos y donde se requiere emplear toda la capacidad del Estado para proteger a la población”, afirmó entonces.

Y añadió: “Tenemos la responsabilidad de sacar nuestro país adelante todos unidos, alcaldes, gobernadores, órganos de control, jueces, fiscales, empresarios y ciudadanos. [...] Nuestras Fuerzas Militares, entrenadas para actuar en contextos urbanos están apoyando el trabajo de la Policía Nacional. Su despliegue y actuación, se seguirá haciendo en el marco del respeto absoluto a las normas internacionales de derechos humanos, y será objeto de control por parte de los organismos constitucionales”.

Sin embargo, las alcaldías de Bogotá y Medellín, dos de las ciudades más afectadas por los desmanes acorde a los reportes de las autoridades, confirmaron este sábado en la noche, mediante sus respectivas redes sociales, que no acudirán a ninguna militarización adicional, opuesto a la orden del presidente Duque.

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, manifestó en su cuenta de Twitter que la mayor parte de las protestas en la capital ocurrieron de manera pacífica, por lo que, pese a varias dificultades presentadas en la jornada, no ve necesaria la intervención de los militares: “La movilización pacífica fue mayoritaria y vibrante en Bogotá. Algunos actos vandálicos aislados obligaron la intervención policial. Pese a las dificultades del día, nuestra Policía de Bogotá tiene la situación bajo control. No se requiere, ni he solicitado, ninguna militarización”.

Por su parte, Daniel Quintero, alcalde de Medellín, también se unió a esta postura y consideró que en la capital antioqueña no será requerido apoyo adicional por parte de los militares, sino que invitó al cuidado de los sectores más afectadas de la ciudad. “Medellín no solicitará asistencia militar adicional en el marco de las movilizaciones actuales. Agradecemos al Ejército seguir acompañando las tareas de protección de infraestructura crítica en la periferia y zonas rurales de la ciudad”, precisó.

Daniel Quintero, alcalde de Medellín, afirmó que no pedirá asistencia militar adicional en medio de las protestas.

Daniel Quintero, alcalde de Medellín, afirmó que no pedirá asistencia militar adicional en medio de las protestas.

¿QUÉ ESTÁ PASANDO EN LAS CIUDADES?

Durante las marchas en el Día del Trabajo en Bogotá se presentaron varios enfrentamientos entre los manifestantes y el Esmad en distinos puntos de la ciudad, como por ejemplo en el barrio Cedritos, la séptima con calle 142, la localidad de Kennedy y en la Plaza de Bolívar. En varios de esos casos la ciudadanía reportó “fuerza desmedida” por parte de las autoridades.

Además, TransMilenio cesó actividades durante todo el día por falta de garantías: “A la hora no hay paso en ningún punto, se cancela la operación en todas las troncales del Sistema por no tener garantías de seguridad para usuarios. El Sistema se encuentra detenido en su totalidad por bloqueos a lo largo de la ciudad”, informó el sistema en un comunicado oficial.

Entrentanto, el Puesto de Mando Unificado (PMU) en el centro de Medellín reportó, de manera preliminar, que durante las manifestaciones fueron movilizadas unas 70 personas al Centro de Traslado por Protección, mientras que más 20 resultaron heridas, de ellas, 10 pertenecientes a los uniformados de la policía.

Patrulla policial incendiada en el barrio Manrique en Medellín / (RCN Radio).

Patrulla policial incendiada en el barrio Manrique en Medellín / (RCN Radio).

Adicionalmente, las autoridades afirmaron que en el transcurso de la jornada varios grupos delincuenciales aprovecharon para infiltrarse y cometer distintos actos vandálicos en la ciudad. Los robos a varias entidades bancarias, una patrulla de la Policía incinerada, dos vehículos del Cuerpo de Bomberos vandalizados y el ataque a las instalaciones de la Cámara de Comercio, la Casa de Justicia y la Personería de Medellín fueron algunas de las afectaciones.

Nota tomada de: https://www.infobae.com/