En cuarentena y ¿qué ha pasado?

/ Opinión
Por: Santiago Zambrano Simmonds

En cuarentena y ¿qué ha pasado?


Pasados los primeros días de la cuarentena obligatoria con sincera esperanza pide uno que ojalá el Presidente, los gobernadores y alcaldes estén tomando las mejores decisiones.

Es un momento nuevo en la historia de la humanidad pero también un excelente y tal vez irrepetible momento para recuperar la confianza entre gobernantes y gobernados.

La base de todo estará en explicar muy bien las disposiciones, en no tomar decisiones populistas que suenan bien pero con consecuencias económicas fatales y finalmente una pulcritud sin precedentes en la contratación. De lo que va de la cuarentena me preocupa lo siguiente:

1)    Nacionalmente no ha habido suficiente explicación sobre cómo se determinó el lapso de la cuarentena, ni sobre con cual modelo estadístico se basó para determinar la fecha. Los empresarios aceptan las disposiciones pero demandan del gobierno rigor científico en el tema de decisiones.

Los canales de comunicación deben ser más claros, expeditos y contundentes para que no vuelva a pasar lo del decreto 444, el cual, a propósito, es necesario pues para afrontar ésta emergencia se debe echar mano a los ahorros nacionales e internacionales que tenga Colombia.

Éste es un momento de tomar decisiones con aplomo y midiendo las consecuencias. Por ejemplo no se puede salir a decir que no se va a cobrar un servicio público sin medir las consecuencias que dicha decisión tiene para la empresa pública. Hágalo en el estratos 1,2,3 y pero no en los otros pues ellos tienen aún la suficiente capacidad económica para afrontarlo.

2)    En la Cauca y Popayán aún no se ha implementado un plan para garantizarle la seguridad alimentaria a las miles de personas que trabajan día a día para ganarse el sustento diario, mientras que eso no ocurra es muy difícil que la gente se quede en sus casas.

Celebro los mercados que se van a entregar pero ¿con qué criterios se van a entregar? ¿Con la base de datos del Municipio, del Departamento o de la nación? Es el momento de confiar entre todos, de empoderar a la sociedad civil. Confiar por ejemplo en las Juntas de Acción Comunal para que a través de ellas se provean los alimentos a la gente pues ellos más que nadie saben la situación real para priorizar.

3)    ¿Qué ha pasado con el Plan de Alimentación Escolar en estos días que no ha habido colegio? Deben recordar nuestros mandatarios que para muchos niños ésta es su principal comida diaria.

4)    No se ve un plan para mejorar el eventual déficit de camas. El Departamento ya debería estar buscando esos espacios por ejemplo hablar con el operador del Hotel Monasterio que es del Departamento y allí se podrían habilitar un número significativo de camas. Se debe hacer uso de la capacidad hotelera de la ciudad, pero esto es ahora, no cuando ya esté el problema encima.

5)    También para generar confianza y para que la frase “ciudad del conocimiento” no sea solo un cliché de campañas,  el Departamento y la Alcaldía ya deberían tener una convocatoria como lo hizo la nación, para financiar proyectos de ciencia y tecnología para que usando el talento local se ayude a paliar las condiciones que aparentemente se avecinan.

6)    En el sector privado los empresarios y todas las personas que ocupan trabajadores deben mantenerles el sueldo o jornal por lo menos el primer mes, desde empleadas domésticas, jardineros, obreros hasta los profesionales.

Muchas cosas nos animan pues Colombia, respecto a otros países tomó decisiones rápidas, sin embargo no sé si se consideró el grado de informalidad que hay y para los cuales debe haber respuesta sino éstas medidas no van a tener éxito.

Sin duda éste reto nos compete a todos y juntos podemos salir adelante.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.