Tras el despliegue de acciones operativas de registro y control en el Terminal de transportes de Popayán, la Policía Nacional incautó material de guerra, entre los que se encuentran cañones para fusil y miras de visión nocturna.

Según dicha institución, esta importante incautación tuvo lugar en las instalaciones de una reconocida empresa de transportes intermunicipal.

"Se ejecutó un procedimiento de registro a encomiendas, en presencia de los empleados de dicha empresa, encontrando cuatro cañones para fusil Galil calibre 5.56 y dos visores nocturnos de alta tecnología, elementos  avaluados en  26 millones de pesos”, indicó el comandante de la Policía en Popayán, coronel Boris Albor González.

De acuerdo a las primeras indagaciones, se presume que el material bélico había sido traído desde el departamento de Nariño, para posteriormente ser enviado al norte del país mediante la modalidad de encomienda para así evadir los controles policiales que diariamente se realizan.

Igualmente, mediante labores de inteligencia, la Policía Nacional realiza las investigaciones correspondientes para identificar, ubicar y dar captura a las personas que estarían enviando este material de guerra a las organizaciones criminales.