En Popayán, dos cajeros automáticos fueron alterados para robar

Los uniformados encargados de la seguridad bancaria fueron los encargados de poner al descubierto esta modalidad delictiva.

En Popayán, dos cajeros automáticos fueron alterados para robar

En menos de 24 horas, la Policía Metropolitana descubrieron en dos oportunidades las intenciones de algunos delincuentes, quienes han ideado una nueva modalidad de hurto en cajeros automáticos de la ciudad.

Un primer hecho se habría presentado en el barrio El Recuerdo de la capital caucana donde, un ciudadano se llevó una gran sorpresa al no ver su retiro en efectivo de un cajero automático, desconociendo que se trataba de una banda metálica que impedía la salida de su dinero.

Al percatarse de lo sucedido, la victima logra alertar a la patrulla del cuadrante quienes al llegar al lugar, logran extraer la platina de acero para recuperar la suma de dinero.

El segundo caso, se presentó en el sector de Tulcán, donde uniformados adscritos a la reacción bancaria, en labores de verificación y control en entidades financieras, lograron descubrir la inconsistencia que presentaba un cajero automático.

En la revisión minuciosa, se percataron que, bajo la misma modalidad, el dispositivo electrónico tenia una platina incrustada con el fin de retener el dinero en efectivo de los usuarios.

“Esta modalidad de hurto consiste en que el ladrón ubica una plaqueta metálica negra, justo en la salida del dispensador de billetes del cajero automático, la cual tiene en la parte posterior un poderoso pegamento.

El usuario ejecuta su operación de retiro sin percatarse de ese elemento, el cajero efectivamente entrega el dinero, pero este no sale, por lo que el ciudadano decide retirarse creyendo que falló el dispositivo.

En ese instante es cuando el delincuente ingresa para retirar la lámina y despegar los billetes”, manifiestan los funcionarios de policía.