Las autoridades indicaron que se adelantó la  operación Defteros, la cual permitió la captura de dos integrantes de una red criminal dedicada al tráfico de armas, municiones y accesorios al servicio del grupo armado al margen de la ley Segunda Marquetalia de las Farc.

Se conoció que esta intervención se adelantó en la madrugada del día de ayer, cuando funcionarios de la Dijín adelantaban controles sobre la vía Panamericana, a la altura del corregimiento de Tunía, Piendamó.

En ese momento interceptaron,  y luego  registraron,  un vehículo marca Chevrolet Spark. Por eso encontraron al interior de este automotor  700 cartuchos para fusil calibre 5.56, 50 cartuchos para fusil calibre 7.62, 17 proveedores, tres visores Trijicom, una mira telescópica y una Granada de 40 mm.

Según las informaciones de aportada por los investigadores,  la red criminal abastecía de material de guerra a los actores armados que tienen injerencia en los departamentos de Valle de Cauca, Cauca y Nariño, en especial al grupo delictivo Segunda Marquetalia de las Farc.

“De igual forma, este material bélico sería utilizado para fortalecer su componente armado y ejecutar acciones en contra de la fuerza pública y población civil de los municipios de Piendamó, Morales, Cajibío y Popayán del departamento del Cauca”, explicó el comandante encargado de la Policía en el Cauca, coronel Jesús Enrique Quintero Rave.

De acuerdo con los funcionarios,  los sujetos movilizaban los cargamentos en las horas de la noche para evitar los controles de las autoridades.

“La modalidad de entrega de este material de guerra consistía en el uso de diferentes moteles del área urbana para no levantar sospecha alguna, donde se reunían para entregar las armas y recibir el dinero”, explicaron los integrantes de este grupo especial de la Policía.

Para las autoridades, con esta operación se contrarresta el abastecimiento de material de guerra y logístico de esta estructura delincuencia, cuyos integrantes sostienen  confrontaciones armadas con otros grupos armados ilegales  por el control del territorio y rutas para el narcotráfico.

Los sujetos capturados quedaron a  disposición de las autoridades competentes,quienes determinarán su responsabilidad penal frente al delito de fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos.