El Valle del Cauca y Cauca son dos de los departamentos del país más afectados por el paro nacional, que ya completa 40 días. Aunque buena parte de los bloqueos han sido retirados por la fuerza pública, estos siguen sofocando la economía del suroccidente del país.

El director económico y de competitividad de la Cámara de Comercio de Cali (CCC), Carlos Andrés Pérez, en una conferencia acerca de la Coyuntura Económica y Empresarial del Valle del Cauca y Cauca, afirmó que, en el caso del Valle del Cauca, la meta de crecimiento de la economía era 6 por ciento, y solo un mes (en un mes de paro), restamos la posibilidad de crecer un 4 por ciento.

Cabe recordar, que al 30 de mayo pasado, la CCC reveló que en un mes de paro (se inició el 28 de abril pasado), el Valle del Cauca perdió 4 billones de pesos del Producto Interno Bruto (PIB), que representan el 4 por ciento de su economía.

“El desafío es mucho más grande en los próximos meses para cumplir esa meta, pareciera imposible porque tenemos un mes perdido y con el reto de que no solamente muchas empresas están cerradas y paradas, sino que mucha están quebradas, ya se liquidaron o se van a liquidar en los próximo días”.

La Cámara de Comercio de Cali (CCC), a través de su informe de Ritmo Empresarial, le tomó el pulso a la actividad económica de las economías del Valle del Cauca y Cauca y los resultados son alarmantes.

El análisis arrojó que el 52,6 %, de la capacidad productiva empresarial de la región está paralizada y las más afectadas son las micro, pequeñas y medianas empresas.
En el Valle del Cauca el 16 % de las empresas cerraron definitivamente, el 21 % en el Cauca y el 14,6% en Cali.

En el caso del Valle del Cauca, la recuperación económica durante la pandemia del covid-19 y antes del paro estaba soportada, según explicó el Director económico y de competitividad de la Cámara de Comercio de Cali (CCC), en tres sectores: construcción, industria y agrícola y son esos tres sectores los que se han visto afectados no solamente por los bloqueos de Cali, sino los de todo el departamento.

“Las empresas nos dicen que sus principales problemas de operación en lo corrido de mayo fueron dificultades para el abastecimiento de materias primas o insumos, dificultades para el transporte y movilidad para llegar a los clientes, bloqueos e inseguridad en las vías. Son los bloqueos lo que ha llevado a estas empresas a estar cerradas o a utilizar un menor porcentaje de su capacidad de operación”, señaló Pérez.

Nota tomada de: https://www.eltiempo.com