De esta manera sigue la confrontación luego de las polémicas declaraciones del Representante de la U John Jairo Cárdenas Morán, contra el Gobernador del Cauca Elías Larrahondo Carabalí, en el sentido que solo atendía órdenes de sus jefes políticos, refiriéndose al Senador Temístocles Ortega Narváez, hay que decir que parecida posición asumió su compañero de partido, el también  Representante a la Cámara por el Cauca, Faber Muñoz.

Vale la pena destacar que este tipo de reacciones políticas son típicas Ad Portas de un proceso electoral, dónde al no tener resultados legislativos que mostrar, buena estrategia es atacar a los gobernantes para visibilizarse, aunque siendo objetivos el mandatario afrodescendiente y de quién se esperaba mucho más está dando papaya, es muy poco lo que ha mostrado, quedándose solo en la expectativa que dan sus recorridos por los municipios, pero sin soluciones de fondo,  que mejoren la calidad de vida de nuestra gente.

Ni para que hablar de los dos representantes de la U que por estos días están en el ojo del huracán, luego que  NO votarán  la moción de censura contra la Ministra de las Comunicaciones Karen Abudinen, investigada por la pérdida  de 70 Mil Millones de Pesos.

Lo cierto es que todo indica que el choque entre el Gobernador y los Representantes de la U, seguirán, aunque ya es hora de encaminar un proceso electoral enmarcado en  propuestas e ideas, (claro... si no es mucho pedir) y no tratar de confundir a la ciudadanía con enfrentamientos que luego de campaña, como siempre; terminan arreglados en un club social o en una de finca  con tragos y abrazos. Mientras que los índices de miseria, pobreza, desplazamiento forzado y muerte siguen creciendo en el Cauca