Unidades de la Armada de Colombia, en una operación conjunta con el Ejército Nacional, la Fuerza Aérea Colombiana y la Fiscalía General de la Nación incautaron  un cargamento de clorhidrato de cocaína que se encontraba a bordo de un semisumergible tipo LPV (Embarcación de Bajo Perfil por sus siglas en inglés) en aguas del río Micay, zona limítrofe entre los departamentos de Valle del Cauca y Cauca.

La oportuna información de inteligencia militar permitió que Unidades de la Armada de Colombia y el Ejército Nacional ubicaran el artefacto tipo semisumergible que se encontraba en su fase final de construcción y al cual ya le habían cargado un alijo de clorhidrato de cocaína.

De acuerdo a las investigaciones, este alijo pertenecería a organizaciones criminales al servicio del narcotráfico internacional y a la Estructura 30 “Rafel Aguilera” del Grupo Armado Organizado residual, quienes estaban concentrando la droga ilícita para posteriormente trasladarlo a bordo del semisumergible hasta costas de México.

La motonave fue trasladada hasta el muelle de Señalización Marítima del Pacífico en Buenaventura para ser inspeccionada, durante la verificación fueron encontrados en su interior 402 paquetes distribuidos en 14 costales con una sustancia estupefaciente a la cual se le realizó la Prueba Inicial Preliminar Homologada (PIPH) dando positivo para clorhidrato de cocaína con un peso neto de 402 kg.

Este cargamento tendría un valor aproximado en el mercado ilegal internacional de 13 547 400 USD. Con su incautación se evitó que más un millón de personas, en especial jóvenes, tuvieran acceso a una dosis de cocaína. El material incautado será puesto a disposición de las autoridades competentes