Integrantes de una misma familia en el barrio Olivares, al norte de la ciudad de Popayán, denunciaron un supuesto caso de abuso de autoridad, por parte de miembros del Esmad y la Policía Metropolitana.

El hecho ocurrió el día anterior a las 8:00 de la mañana, luego de que esta familia realizara una fiesta de 15 años.

De acuerdo con la información de testigos, algunos integrantes de esta familia habían decidido quedarse tomando en su vivienda, y en esos momentos llegó el Esmad, quien pidió apagar la música y al no tener respuesta positiva, decidió emprenderla contra los asistentes.

En los vídeos aportados a esta redacción, se puede evidenciar como algunos hombres son pateados y arrastrados por el piso por alguno de los integrantes del Esmad.

Además, según Johana Romero, integrante de la familia, los uniformados lanzaron gases lacrimógenos contra una de las viviendas donde habían menores de edad.

"En el sitio vive un niño que es especial y necesita de nuestros cuidados, por fortuna lograron sacarlo de la casa y no le sucedió nada", denunció.