El presidente de la Federación Colombiana de Educadores (Fecode), Nelson Alarcón, es centro de una polémica por una declaración que entregó a un grupo de personas mientras lo grababan, en la que aseguró que en las protestas sociales sí hay una intención electoral y política, detalle que en diferentes espacios desde el Comité del Paro han negado.

En el video que se viraliza en las redes sociales se escucha a Alarcón diciendo: “Mal haríamos hablar por los jóvenes de primera línea porque hoy nosotros no somos los voceros. Y eso hay que dejarlo claro, ellos son los voceros de ellos mismos legítimamente. ¿Qué les hemos dicho? Intégrense al Comité Nacional de Paro”.

Hasta ahí el discurso plantea la necesidad de que los jóvenes que han estado en la primera línea de las protestas y que en repetidas ocasiones han dicho no sentirse representados por el comité, se vinculen a este. Sin embargo, el presidente de Fecode fue más allá y aseveró: “Aquí tenemos que robustecer el movimiento. Esto es de largo aliento, esto es para llegar con miras a 2022 y seguir mucho más allá, para derrotar al Centro Democrático, para derrotar a la ultraderecha y llegar al poder en 2022. Eso es de largo aliento y entonces tenemos que cambiar la táctica y frente a esto hay posibilidades, por supuesto, de que tenemos que cambiarla desde los maestros”.

Miembros del Centro Democrático criticaron la posición de Alarcón. “Cómo es la cosa Nelson Alarcón de Fecode, ¿el paro no es para reivindicar derechos sino para derrotar al uribismo y llegar al poder en el 2022? ¡Qué campaña política tan costosa en vida y bienes de los colombianos!”, sostuvo el representante Edwin Ballesteros.

Mientras que el senador Carlos Felipe Mejía aseguró: “La justicia debe intervenir a Fecode ya, ellos no están en ninguna protesta pacífica, andan usando el tiempo de los estudiantes en pedir largo aliento para mantener el caos en el país, como se ve en este video de Nelson Alarcón. #OjoConEl2022, todos sabemos quien es su candidato”, sostuvo.

El miércoles, el Comité del Paro presentó su informe sobre las protestas en Colombia que va dirigido a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que visita el país, precisamente para verificar lo que ha venido ocurriendo en medio del paro nacional, que deja un número significativo de civiles asesinados y heridos.

El comité explicó que presentó el pasado 16 de mayo unas exigencias de garantías para ejercer la protesta, y entre ellas incluyó que el Gobierno nacional acepte de inmediato la visita al país de la CIDH para observar en terreno la situación de derechos humanos en el entorno de las protestas sociales que dieron inicio el pasado 28 de abril.

Así mismo, explicaron que nacieron en 2019 y actualmente lo integran sectores sociales del orden nacional (organizaciones sindicales, indígenas, campesinas, ambientales, estudiantiles, mujeres, educadores, salud, derechos humanos, cooperativas, pensionados, periodistas alternativos, productores agropecuarios, pescadores, mineros, LGBT, cultivadores de coca, arte y cultura, recicladores, padres de familia, transportadores), entre otros.

El comité en su informe incluyó los puntos que buscan negociar para superar la crisis social que vive el país y que se profundizó por la pandemia del covid-19. “Es importante que la CIDH conozca que el paro nacional es consecuencia de la crisis social y no como ahora lo presenta el Gobierno que el paro nacional es el origen de la crisis, las cerca 13.000 mil movilizaciones ciudadanas en 800 de los 1.100 municipios de Colombia, reflejan la gravedad y urgencia de la situación”, sostienen.

Noticia tomada de: Infobae