La embajada de Rusia en Colombia publicó el mensaje dos días después de firmado, la noche de este 22 de junio, en su cuenta de Twitter.

Aunque bastante corta, la carta no solo expresa felicitaciones, sino que también recuerda que “las relaciones ruso-colombianas tradicionalmente tienen un carácter amistoso”, por lo que manifiesta su esperanza en continuar de la misma forma:

“Espero que vuestra labor como mandatario de Estado contribuirá al desarrollo ulterior de los lazos de cooperación bilateral mutuamente ventajosa en diferentes campos”, señala.
“¡Le deseo a usted éxitos, así como buena salud y bienestar!”, concluye la misiva.

El saludo de Vladimir Putin se une al de otros mandatarios de la región, principalmente izquierdistas, que el mismo día de las elecciones enviaron mensajes de felicitación.

Estados Unidos también se adelantó a congratular al nuevo jefe de Estado de los colombianos, por medio de una nota diplomática publicada el mismo domingo.

Sin embargo, no quedó ahí y el presidente Joe Biden se comunicó personalmente con Petro, en una charla que el exalcalde de Bogotá calificó como “amistosa”.

El interés de Putin en manifestarse de manera similar a Biden prueba que Colombia sigue siendo un actor regional de suma importancia geopolítica en la región, con una posición mucho más neutral de los que anteriormente tenía.

No obstante, la situación en Ucrania hace que Rusia sea un aliado no muy bien visto en la actualidad. Por el contrario, el repudio recibido lo convierte en un actor cuya bendición puede resultar más incómoda que beneficiosa.

Noticia tomada de: Pulzo.com