El próximo lunes 21 de diciembre, desde el planeta Tierra se podrá presenciar uno de los fenómenos astronómicos más esperados de todo el 2020, que también es histórico para estos tiempos porque no se ve de forma tan clara como sucederá ahora desde hace casi 500 años (1623).

Se trata de la denominada Estrella de Belén, como se la conoce a la alineación perfecta de los planetas Júpiter y Saturno que produce un brillo particular en el cielo.

El hecho de que este año se presente tan cerca de la Navidad, cuyas novenas ya empezaron, ayuda para que se asocie lo que se verá en el firmamento con el fenómeno que desde el cristianismo se reseñó como antesala del nacimiento de Jesús.

Los colombianos podrán admirar esta conjunción a simple vista, pero deberán seguir algunas recomendaciones para no fallar en el intento. Raúl Joya, director del Observatorio Astronómico de la Universidad Sergio Arboleda, entrega algunos ‘tips’ para disfrutar de la forma correcta el fenómeno astronómico de este 21 de diciembre.

¿Cómo ver la Estrella de Belén?

“Tienen que dirigir la mirada hacia el occidente, por donde se oculta el sol. Después del atardecer van a observar dos puntos muy brillantes, que no son estrellas, van a ser los dos planetas (Júpiter y Saturno). Después del 21 de diciembre, hacia el final del mes, se irán separando”, explicó el experto.

Hora para ver la Estrella de Belén desde Colombia

El atardecer marca el punto de partida desde el que aumentará la visibilidad de este fenómeno astronómico. Sobre la franja horaria en la que el país podrá disfrutarlo este lunes, Joya aseguró: “A partir del atardecer hasta, más o menos, las 8:30 p.m. para los colombianos”.

Sin embargo, las personas interesadas en admirar la Estrella de Belén deberán ser muy cuidadosas de no estar cerca de factores externos que afecten seriamente su visibilidad. “Hay que buscar un sitio que esté alejado de edificios o árboles que no les permitan observar los dos planetas. Van a estar tan cerca que a simple vista no se van a poder distinguir el uno del otro. Ojalá que no haya luces de postes o de construcciones grandes, la idea es apreciar en el atardecer esos dos cuerpos celestes brillando”, agregó el académico.

Es preciso aclarar que en el cielo se verá un resplandor que superará en intensidad al de las estrellas, pero no algo de proporciones enormes  como las de una luna llena.

“Ese hecho de que se alineen se da cada 20 años, pero no tan cerca. La próxima vez que se observarán así será en el 2080”, concluyó Joya.

Esta puede ser la única oportunidad que tendrán millones de personas en el planeta de observar de una forma tan clara la Estrella de Belén, motivo de sobra para hacer el intento de admirarla el próximo 21 de diciembre.

Noticia tomada de: Pulzo.com