Exfiscal de la JEP y Luis Alberto Gil fueron enviados a la cárcel

/ judiciales
Por: Periodicovirtual.com

Exfiscal de la JEP y Luis Alberto Gil fueron enviados a la cárcel


También fueron detenidos Orlando Villamizar, hombre cercano al excongresista; Ana Cristina Solarte, esposa del exfuncionario del exfiscal Bermeo y Yamit Prieto Acero, quien sería el conductor de Gil. Son investigados por haber recibido un soborno prometiendo, supuestamente, incidir en el proceso de extradición de "Santrich".

Por solicitud de la Fiscalía, una jueza envió a la cárcel al exsenador Luis Alberto Gil y al exfiscal de la JEP, Carlos Julián Bermeo, quienes son investigados por los delitos de cochecho, tráfico de influencias y concierto para delinquir agravado. Es decir, Gil y Bermeo estarán detenidos preventivamente mientras su proceso avanza en los estrados, con el fin de que no puedan alterar las investigaciones. La juez pidió a la Fiscalía que investigara a fondo el supuesto tráfico de influencias y determinó no hubo irregularidades en el uso de un agente infiltrado en la operación. Además, señaló que la edad de Gil no le impide ir a la cárcel pues según concepto de Medicina Legal, está bien de salud.

Durante la audiencia de medida de aseguramiento -realizada la semana pasada-, la Fiscalía expuso varios videos de seguridad, tanto del hotel Marriot como en el Artisan, ubicados en el norte de Bogotá. En estas pruebas aparecen Bermeo, Gil y el agente encubierto (quien sería el hombre con acento mexicano). Según la Fiscalía, el excongresista, Bermeo y otras tres personas recibieron US$500.000 dólares para incidir en el trámite de extradición del exjefe guerrillero, Jesús Santrich.

La versión de la Fiscalía, aún no es del todo clara, pues Bermeo, al ser fiscal de apoyo de la Unidad de Investigación y Acusación, no tendría cómo incidir el proceso del exjefe guerrillero. De otra parte, el ente investigador reveló durante esta audiencia unos audios en los que se menciona que Bermeo tendría influencia en un magistrado de apellido Rigal y un secretario de la JEP, hecho que la Fiscalía, hasta ahora, no ha podido constatar.

Entre los argumentos que expuso la juez en su decisión está que sí "existe la posiblidad de que Bermeo retrasara procesos dentro de la JEP" y que por eso no son válidos los argumentos de la defensa del exfiscal de esa justicia especial, en el sentido de que no podía realmente incidir en esos trámites. Sin embargo, la juez le pidió a la Fiscalía que "profundice" sus investigaciones, sobre todo en relación al delito de tráfico de influencias, al estimar que los audios reproducidos por la Fiscalía no son suficientes para determinar cómo Bermeo y los demás imputados habrían hecho esa influencia.  

De otro lado, la juez validó las labores de investigación de las autoridades, al encontrar que el uso de un agente infiltrado fue legal y que este no provocó en ninguno de los procesados la comisión de un delito, "como se ha tratado de ver". "Las actuaciones del agente infiltrado estaban autorizadas (...) Tampoco es de recibo que se le intente dar un tinte político a las actuaciones aquí investigadas, menospreciando la carga probatoria presentada por la Fiscalía".

En medio de las audiencias de la semana pasada, el fiscal general hizo dos anuncios importantes sobre el caso: primero, señaló que el ente investigador no tiene cómo ligar al exfiscal de la JEP con Santrich. Por otra parte, aseguró que en los audios del caso Bermeo se menciona al magistrado de la JEP, José Miller Hormiga, pero dijo que la Fiscalía no tiene pruebas para investigar a algún magistrado de esa justicia especial.

El fiscal del caso también reprodujo durante la diligencia un audio en el que Bermeo, Gil y el agente infiltrado sostienen una conversación sobre un asunto que era desconocido hasta ese momento: el envío de un cargamento de 120 kilogramos de estupefacientes a Roma, (Italia),negocio en el que también participaría, según la Fiscalía, la mano derecha del exfiscal de la JEP, un hombre identificado como Alexander Toro.

La Fiscalía también mostró audios y videos en los que Orlando Villamizar, hombre cercano al excongresista habla con el agente infiltrado en una habitación del hotel Artisan el pasado 1 de marzo, minutos antes de que agentes del CTI lo capturaran, junto con Yamit Prieto Acero, quien sería el conductor de Gil. En esa conversación, se escucha cómo Villamizar le pide al mexicano un anticipo del soborno, petición a la cual no accedió el mexicano.

Posteriormente, Villamizar hace una llamada y luego le dice al mexicano que la situación se puede solucionar porque el fiscal Bermeo se iba a dirigir al otro hotel, al cual ,efectivamente, llegó junto con su esposa. Esas imágenes también fueron reproducidas por el ente investigador, en las que se observa que el exfiscal recibe USD $40.000 y, posteriormente, se observa cuando Bermeo le entrega el dinero a su esposa.

"Los hechos demuestran la existencia de una estructura criminal dedicada a la comisión de diversos delitos y la existencia de otras personas en esa estructura criminal que la Fiscalía trabaja para identificar. La solicitud por parte de Villamizar de un anticipo de dinero es un hecho que da cuenta de que no es la primera vez que hacía este tipo de requerimientos", señaló el fiscal. Por último, el representante del ente investigador declaró que las actuaciones de Bermeo perjudicaron el buen nombre de la rama judicial, porque la mayor perjudicada es la JEP.

Nota tomada de: https://www.elespectador.com

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.