Falleció el salsero puertorriqueño Héctor Tricoche

El cantante Héctor Tricoche Albertorio, una de las voces más destacadas del género de la salsa, falleció en la noche de este domingo.

Falleció el salsero puertorriqueño Héctor Tricoche

Héctor Tricoche, reconocido cantante de salsa que gozó de una exitosa carrera con la Orquesta de Tommy Olivencia, así como solista, murió a los 66 años.

El deceso de este representante salsero se dio este domingo 17 de julio, informó en la madrugada de este lunes su familia en una publicación en la cuenta oficial de Facebook del intérprete.

“Con mucho pesar confirmamos oficialmente el deceso de quien fuera en vida Héctor Noel Tricoche Albertorio a sus 66 años de edad en la ciudad de Springfield Massachusetts, nuestro padre. Agradecemos todas las muestras de solidaridad, cariño y respeto en este difícil momento. Solicitamos espacio para sobrellevar nuestra pérdida. Gracias. Sus hijas, Sandra Tricoche, Glenda Tricoche, Victoria Tricoche, Patricia Tricoche y Familia”, lee el mensaje en la cuenta Héctor Tricoche Oficial.

Previamente, el director de programación y veterano locutor de la emisora Z-93 (93.7 FM), Marcos Rodríguez, conocido por su apodo de El Cacique, había compartido la noticia en horas de la noche del domingo en sus redes sociales.

De inmediato no se conoció la razón de la muerte de Tricoche, quien era natural de Juana Díaz, Puerto Rico, y quien en su vida tuvo que ser operado en múltiples ocasiones por afecciones cardiacas, incluidas cuatro intervenciones a corazón abierto.

Justo este problema de salud derivó en uno de sus grandes éxitos, el tema “A Corazón Abierto” del disco homónimo de 1992.

Aparte de su larga carrera solista que solo se vio interrumpida por sus problemas de salud con el corazón, Tricoche tuvo un destacado paso por La Primerísima, la Orquesta de Tommy Olivencia, en la década del 1980.

Con el maestro Olivencia, ya fenecido también, Tricoche tuvo éxitos que todavía repercuten como “Lobo Domesticado”, “Periquito Pin Pin”, “12 Rosas”, “No Me Tires la Primera Piedra” y “No Soy Automático”.