Médicos del Centro Asistencial del municipio de Miranda, norte del departamento del Cauca, informó que familiares de un joven que llegó muerto al hospital arremetió contra ellos y con las instalaciones de la sala de urgencias.

El hecho sucedió en momentos que un joven, que había sido baleado en zona rural del municipio, llegó al hospital Nivel Uno, pero sin signos vitales.

De acuerdo con la información los familiares pretendían que los médicos atendieran a la víctima, no aceptando la noticia que el joven ya estaba muerto y que no había nada que hacer.

El hecho ha generado la indignación de los habitantes, debido a que el equipo que al parecer dañó la familia es muy costoso y era el único que tenían para atender las urgencias vitales de este hospital que es nivel uno.