Gloriosas motivaciones

/ Opinión
Por: Maritza Zabala Rodríguez

Gloriosas motivaciones

Hace unas semanas se dañó el mango de una cafetera que significa mucho para mí. La llevé a varios sitios, pregunté en algunas tiendas especializadas en cafeteras, busqué técnicos por internet, en fin, nadie le auguraba un buen futuro al regalo de mi mamá, pues la pieza dañada, simplemente no se conseguìa.

En medio de la búsqueda y las averiguaciones, alguien me dijo que intentara como último recurso en el taller de Fernando, un señor de sonrisa convincente a quien llegué contándole mi deseo de habilitar la cafetera. Este señor de casi 50 años y más de 30 en la experimentación y el “cacharreo”, como él dice, me escuchó y no sólo la arregló, sino que además la pulió y le diseñó una pieza a la medida, para que la cafetera funcionara muy bien. Con esta forma de hacer las cosas, Fernando es un claro ejemplo de cómo el hacer nuestro trabajo con motivación y vehemencia, repercute en los resultados y alcance de nuestro desempeño.

Y es así, como el ímpetu de las personas se deja ver cuando ponemos en acción nuestras habilidades y nos olvidamos de lo demás, disfrutamos la actividad y entonces, aparecen la fuerza, el brío y la energía. Al trabajar con ímpetu, amamos el trabajo, lo gozamos y al ser un placer en sí, la motivación fluye. Por eso, es bueno tener en claro que la motivación es de origen interno. Al despertar cada día, escogemos la actitud y si es la adecuada, no sabemos hasta donde podemos llegar.

Hace poco trabaje con un equipo de personas, que fue contratado por medio tiempo y dado que hacían su trabajo con placer, estaban interesados, de buen ánimo y comprometidos con esas actividades que los apasionaban, a veces no importaba el tiempo dedicado a cada activida, allí estaban: felices, enseñaban a otros, aprendían y, además, hacían amigos.

Por eso cuando amamos lo que hacemos, cuando nos enamoramos y encantamos de nuestra labor, la motivación nos guía hacia el logro de los objetivos sin importar, cual sea la tarea: arreglar cafeteras; impartir charlas, hacer pan, ropa o enseñar a otros. Aprender y vivir el placer de cada actividad bien hecha, nos da gran satisfacción de tal forma que un buen trabajo, va de la mano con la percepción de bienestar y ganas, con la que lo que hacemos.

Lo importante es gestionar nuestras emociones de tal forma que seamos conscientes que el mañana lo construimos hoy y que este día depende de cada uno. En últimas, lamotivación es el motor que nos lleva a la fuerza más grande que existe: la fuerza de voluntad. Todo inicia con un pensamiento. Por eso pregúntese ¿cómo están sus pensamientos cuando despierta? ¿Son pensamientos positivos? ¿lo llevan a una acción, o lo detienen?

La realidad de lo que ocurre y las decisiones que tomemos, deben estar enfocadas para que de una manera objetiva y realista podamos hacer elecciones y tomar acciones para construir la vida que queremos. La motivación nos mueve a estar emocionalmente positivos. Gestionarla supone tomar las riendas de nuestra vida.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.