Hace cinco años, luego de la firma del Acuerdo de Paz entre el Estado colombiano y la extinta guerrilla de las Farc, inició la implementación de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), que fueron diseñados para impulsar el desarrollo económico, social y ambiental en las zonas más afectadas por el conflicto armado interno en el país.

Una de las zonas elegidas para desarrollar el proyecto fue el municipio de Suárez, en el norte del Cauca, uno de los territorios más afectados en el departamento por cuenta de la guerra, ya que según datos de la Unidad de Víctimas, más de 25.000 personas han sido identificadas como tal por el Estado, lo cual podría explicar por qué más de 63 % de sus habitantes votó afirmativamente al Plebiscito por la paz en octubre de 2016.

Para conmemorar el aniversario, el Gobierno realizó un evento en el que se mostraron los avances en las obras de la pavimentación de 10,2 kilómetros en la vía entre Suárez y Betulia, que desarrolla Celsia a través del mecanismo de Obras por Impuestos y que permitirá la comercialización de productos agropecuarios y reducirá los tiempos de viaje de los habitantes para su acceso a servicios básicos.


La obra es financiada por la empresa de energía Celsia, que ha invertido $ 24.350 millones, con los que espera mejorar la movilidad y reactivar la economía de 1.800 habitantes de la vereda La Betulia, zona de influencia del Resguardo Cerro Tijeras y el Consejo Comunitario Aganche. Además, 95 % de las personas que trabajan en el proyecto son habitantes de la región.

Frank Cruz, representante de Celsia, manifestó que “esta obra nos permite atender las peticiones más sentidas de la comunidad y podría beneficiar a más de 30.000 habitantes, no solo de Suárez sino de Morales, Cauca, lo cual mejorará el comercio y el acceso a servicios de campesinos, indígenas y afros”.

El evento contó con la presencia de la ministra de Educación, María Victoria Angulo, quien llegó hasta esta zona para conocer el avance de la misma y escuchar a la comunidad, que le pidió a la funcionaria mayor conectividad en los colegios, mejor infraestructura, apoyo a los proyectos productivos de la región, entre otras cosas para mejorar las condiciones de vida de esta población, que reconoció el gran impacto positivo que ha tenido el Acuerdo de Paz en su territorio, pero que está preocupada por la falta de desarrollo y el surgimiento de nuevas violencias.

La ministra manifestó que, con este trabajo articulado entre el Gobierno nacional, departamental, local y el sector privado “demostramos con hechos, con resultados y con recursos la importancia que los PDET tienen para el país y lo que representan estos 170 municipios para su desarrollo y para alcanzar una paz con legalidad”.

Angulo indicó que con este tipo de obras se genera empleo para la comunidad, se conectan las poblaciones, la producción y el comercio, lo cual se suma a los esfuerzos en materia social (salud y educación) para dar más y mejores oportunidades a los niños y jóvenes en el territorio.

Por último, los alcaldes de varios municipios de la región indicaron que es importante seguir construyendo sobre lo construido y avanzar en mejorar la situación de los habitantes del sector, pues aunque ya van cinco años del programa, aún hacen falta diez años más de los PDET.

Zona PDET en el Norte del Cauca
Zona PDET en el Norte del Cauca - Foto: Prensa ART

PDET han movilizado inversiones por $ 10,1 billones

Los PDET han movilizado inversiones por $ 10,1 billones y la ejecución de 2.800 obras en todo el país; sin embargo, el consejero presidencial para la Estabilización y Consolidación, Emilio Archila, afirmó desde Aracataca, Magdalena, que “un problema estructural como la brecha entre la ciudad y lo rural no se soluciona en cuatro años, el reto que nos impone este momento histórico e irrepetible, es el de construir sobre lo ya construido”.

Cabe mencionar que unos 6,6 millones de colombianos, que viven en los 170 municipios que forman parte de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, se benefician de estos proyectos.