Tensión política: gobierno nacional versus el partido Verde

Las tensiones parecen dividir aún más las relaciones entre la bancada de los verdes y la Casa de Nariño.

Tensión política: gobierno nacional versus el partido Verde

Las heridas causadas por la Reforma Política entre el Gobierno de Gustavo Petro y el Partido Verde son tan profundas que los bandos que integran este puja política se echan la culpa por la cancelación de una reunión en la que pretendían restaurar la paz.

'Los verdes' expresan que Gustavo Petro les canceló la reunión a última hora, mientras que el presidente asegura que el evento no estaba en su agenda. y que a esa hora. tenía programada una cita con la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI.

El ambiente, que ya estaba bastante crispado por desencuentros con proyectos del Congreso, se calentó aún más con las declaraciones de los hoy protagonizan este confrontación política.

El ministro del Interior y vocero del Gobierno Petro, Alfonso Prada, manifestó que desde el pasado 15 de diciembre se había anunciado que la reunión no sería posible por temas de agenda presidencial.

Según dijo Prada, ese día “le comuniqué a la vicepresidente de la Cámara, Olga Lucía Velásquez, que por motivos de agenda no era posible realizar la reunión con la bancada verde hoy y así lo informó al presidente del Partido, Carlos R. González, a quien le reconfirmé ayer”. Por todo eso, Prada contradijo a los verdes diciendo que “no hubo un desplante”.

Sin embargo, la representante a la Cámara por Bogotá, Catherine Juvinao, no dudó en manifestar su inconformidad por el tema e hizo un llamado al Gobierno Nacional para que aclare las causas por las cuales se canceló la reunión.

“La reunión con el Partido Verde estaba confirmada y en efecto fue aplazada. Es desconcertante que en el gobierno del cambio se vea la crítica como algo que se debe cancelar y silenciar. Nunca imaginé que actuaríamos como los uribistas: ‘o estás conmigo o estás contra mi’”, escribió en Twitter.

Juvinao fue más allá y le advirtió al Gobierno: “No estoy en la ‘negociación política’ con el gobierno. Ni lo estaré, no es mi proceder y no fui elegida así. Mi conversación es técnica y es sobre las reformas: ¿Vamos a acabar con las minorías? ¿Vamos a reelegir de facto al actual congreso? Exijo repuestas. Lo demás es bulla”, expresó.

Mientras tanto, la congresista Katherine Miranda dio su versión frente al tema y le solicitó al gobierno que escuchen las inquietudes que tienen desde la colectividad sobre temas que, según ellos, atentan contra la democracia.

“Ya habrá una nueva reunión con el Presidente Gustavo Petro, en donde podamos discutir personalmente los puntos que consideramos atentan contra la democracia. Somos gobierno y nuestras críticas sanas buscan mejorar el trabajo del ejecutivo. Estamos atentos a una nueva fecha”, señaló la representante.

Las tensiones han generado expectativa frente a las elecciones regionales que se avecinan. Para 2023, tanto el Pacto Histórico de Petro como Miranda o la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, quieren jugar un papel predominante en las elecciones a alcalde de Bogotá.