El gremio de los taxistas de Popayán confirmó que se movilizará el próximo primero de marzo, con el objetivo de tener un diálogo directo con Juan Carlos López, alcalde de la ciudad y presentarle una serie de peticiones.

Dentro de las peticiones se encuentra el incremento de las tarifas por la prestación del servicio de transporte público, impulsar la creación de jornadas de capacitación con las empresas para mejorar la prestación de su trabajo, tanto para propios como para visitantes y controlar el ítem de los moto trabajadores.

William Campiño, concejal de Popayán, tuvo una reunión con los promotores de la protesta. Sin embargo, el objetivo de evitar el paro no se cumplió. El diálogo entre ambas partes no concluyó con el final deseado.

El concejal manifestó que conversó con el Secretario de Tránsito y Transporte, pero afirmó que el propósito de los taxistas es buscar una reunión con el Alcalde; cuestión que aún no sucede.

Finalmente, se conoció que desde la administración municipal hay un análisis sobre el pliego de sugerencias. Vale recordar que la mayoría de individuos se enfrentan a una crisis económica como consecuencia del COVID 19.

Nota tomada de: https://bucaramanga.extra.com.co/