Dos personas fueron asesinadas por integrantes de grupos armados en los municipios caucanos de Morales y Miranda.

Primero fue el asesinato de Yonatán Pino Dagua,  de 27 años.  Este ciudadano de 33 años de edad fue retenido por sujetos armados cuando permanecía en el sector de Pan de Azúcar, Morales.

"Luego de amarrarle las manos, los sujetos procedieron a ultimarlo con arma de fuego, después arrojaron el cadáver a la carretera, donde ya los campesinos lo encontraron", explicaron campesinos de Morales.

El mortal ataque contra esta persona, señalada de suplantar a funcionarios de la personería de este municipio, sucedió en la noche del miércoles pero solo en la mañana del jueves lograron sacar el cuerpo sin vida de la zona y trasladarlo a la morgue de Piendamó.

En el norte del Cauca

Después, en la zona rural del municipio de Miranda, norte del Cauca, fue asesinado Andrés Eduardo Medina Rodríguez, quien era ayudante de los conductores que prestan el servicio de transporte en esta zona del departamento.

Sobre este caso, se conoció que un amigo lo llamó, por eso la víctima salió de su residencia. Después los familiares fueron alertados de que el cadáver del joven estaba a un lado del río Guengué, en la vereda La Munda.  

"La comunidad denuncia que sujetos armados retuvieron al joven para después llevarlo a dicho lugar y ultimarlo con arma de fuego. El caso causó mucha tristeza porque que la víctima era muy conocida acá en el pueblo porque trabajaba en las busetas que movilizan a la gente del municipio", explicaron líderes sociales de esta localidad.

En ambas situaciones, y de acuerdo con la misma comunidad, fueron ejecutados por integrantes de grupos armados que delinquen en las zonas rurales de estos municipios.