Guayaba, una fruta rica en vitamina C y antioxidantes

/ general
Por: PeriodicoVirtual

Guayaba, una fruta rica en vitamina C y antioxidantes

Procede de Sudamérica, donde ocupa un papel protagonista en la gastronomía gracias al gusto agridulce que regala. Proporciona más vitamina C que la naranja y muchos más antioxidantes

En la familia de las frutas tropicales habitan infinidad de variedades rebosantes de colorido y nutrientes y con nombres de lo más exóticos, que hacen que el viaje comience antes de saborear el primer trozo. Muchas están presentes en las fruterías desde hace muchos años, como la piña, el mango, la lima o el coco, otras estrenan posiciones, como el litchi o el kumbat, y algunas se dejan ver tímidamente como la guayaba –Psidium guajava L.–, también conocida como guayabo, arrayana, guara o luma. Pertenece a la familia de las mirtáceas y es originaria de las zonas tropicales de América, especialmente México, Perú, Brasil y Colombia. No obstante, también se cultiva en nuestro país, concretamente en el litoral de la Costa del Sol de Málaga y algunas regiones de Granada.

Asimismo, luce un aspecto exterior que recuerda a la pera, pues tiene una silueta ovoide que oscila entre el verde y el amarillo, en el caso de las piezas más maduras; mientras que la pulpa muestra un color entre rosado y rojizo y está repleta de semillas, que además son comestibles. Regala un gusto agridulce y desprende un olor sumamente particular, siendo idónea para la aromatización de elaboraciones.

Vitamina C, la clave de su valor nutricional

En el terreno nutricional, la guayaba tiene mucho que decir. Despunta por su elevado contenido en vitamina C, en concreto 273 mg por cada 100 gramos, proporcionando cuatro veces más que la naranja. Como bien es sabido, dicha vitamina tiene poder antioxidante, siendo esencial para el fortalecimiento del sistema inmune y, por lo tanto, para la prevención de las gripes y resfriados. Tampoco anda escasa de vitamina A, de suma importancia para gozar de buena visión, especialmente nocturna, y el cuidado de la piel, las uñas o el pelo. También contiene pequeñas dosis de vitamina E, reconocida por su gran poder antioxidante o por la labor en la estimulación del sistema inmunitario; y K, que juega un papel fundamental en lacoagulación sanguínea, de hecho, se la conoce como la 'vitamina antihemorrágica'.

Tiene más antioxidantes que otras frutas muy consumidas y cuatro veces más vitamina C que la naranja

Además, atesora un patrimonio mineral muy interesante, en el que el potasio, el fósforo y el magnesio son predominantes. El primero es fundamental para el mantenimiento del equilibrio hídrico del organismo, la transmisión nerviosa o el óptimo funcionamiento del corazón y el riñón. El segundo garantiza la salud ósea y muscular, regula la presión arterial o reduce el riesgo de infarto. Finalmente, el magnesio ayuda a regular los latidos del corazón, disminuye la presión sanguínea y regula las funciones que atañen al sistema nervioso.

Sin olvidarnos que en torno al 70% de su composición es agua, siendo escueta en carbohidratos, grasas y, por lo tanto, en aporte calórico. De hecho, consumir 100 gramos de producto no supone más de 50 kcal, por lo que se presenta como una excelente opción para quienes quieren perder peso o mantenerlo.

Asimismo, el nada desdeñable aporte de fibra que comporta la convierte en un excelente aliado de la salud intestinal, siendo especialmente interesante para quienes padecen problemas de estreñimiento o retención de líquidos, y de la prevención de algunos tipos de cáncer, enfermedades respiratorias o cáncer. Su poder saciante es excelente para la prevención de la obesidad y la pérdida de peso.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Gran poder antioxidante

En la composición de la guayaba se encuentran más cantidad de compuestos fenólicos –taninos, fenoles o flavonoides– que en otras frutas muy consumidas como la sandía, la mora, la frambuesa o la piña. Un dato importante si tenemos en cuenta que dichos compuestos sobresalen por su capacidad antioxidante, pues plantan cara al daño provocado por los radicales libres. También es una excelente fuente de licopeno, un carotenoide que le confiere color y que despunta por la labor antioxidante. Además, previene enfermedades de corazón y reduce los niveles de colesterol o la hipertensión.

Sin embargo, puede que los beneficios de la guayaba vayan más allá de los mencionados. Un estudio publicado en la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos concluyó que esta fruta contribuye a disminuir los niveles de glucosa en sangre. De hecho, sugiere que "la guayaba se puede emplear para mejorar y/o prevenir la enfermedad de la diabetes mellitus".

En la cocina

Ante una fruta poco familiar para el consumidor español, es frecuente que surjan dudas a la hora de escoger los ejemplares de calidad. Para acertar en la elección, debemos verificar que la piel luce un color entre rojo y amarillo cremoso, está exenta de arrugas o golpes y presenta una textura suave que cede cuando la presionamos suavemente. Para alargar su corta vida, pues no duran más de cuatro días, lo ideal es conservarlas en la nevera.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Como hemos anticipado, la guayaba regala un sabor agridulce que la convierte en un ingrediente idóneo para dulces, mermeladas, jaleas, helados, pastas o batidos, a los que aporta un toque exótico de lo más interesante. En Colombia, es el ingrediente principal del bocadillo, un dulce que también lleva panela y cuya textura es semejante al membrillo; y el casquito, que incluye guayaba en almíbar, y se suele servir acompañada de miel o queso. Marida a las mil maravillas con los lácteos, especialmente los yogures.

También se utiliza para saborizar gelatinas y yogures e incluso para la elaboración de vinos, especialmente en Cuba. No obstante, la mejor forma de experimentar su auténtico sabor es degustándola en solitario o con una pizca de azúcar, muy común en los países americanos.

Fuente:   alimente.elconfidencial.com

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.