Fiscales del Grupo Especial para la Lucha contra el Maltrato Animal (Gelma) presentaron ante jueces de control de garantías a dos personas que, en actos de intolerancia, habrían causado que dos perros perdieran uno de sus ojos en Zipaquirá (Cundinamarca) y Neiva (Huila).

El pasado 6 de marzo, en Zipaquirá (Cundinamarca), Pedro Juan Casas Ortegón, al parecer, disparó un arma de fuego contra un perro, llamado ‘Peter’, de propiedad de un vecino.

De acuerdo con el material probatorio, la reacción violenta se ocasionó porque, supuestamente, el canino se comió algunas gallinas. El perro fue trasladado para su atención veterinaria, pero debido a la gravedad de las heridas perdió el ojo izquierdo. El señalado responsable fue imputado por el delito de maltrato animal.

Pinscher golpeada gravemente

‘Juana’, una perra de raza pinscher, habría sido atacada a golpes por Yulieth Carolina Tafur, en hechos ocurridos en el corregimiento El Caguán de Neiva (Huila), el 15 de agosto de 2018.

En la investigación se constató que la mujer, sin explicación alguna, supuestamente agredió al animal y se marchó.

‘Juana’ fue trasladada a una clínica veterinaria para recibir atención; sin embargo, presentó un trauma craneoencefálico que le ocasionó la pérdida de un ojo. En ese sentido, Yulieth Carolina Tafur fue imputada por el delito de maltrato animal.

El fiscal coordinador del grupo Gelma, Alejandro Gaviria, señaló que: “garantizar la vida, bienestar físico y emocional de los animales, evitará que este tipo de violencias escale a otros miembros de la sociedad”.