En una acción coordinada de la Fiscalía, a través de la Dirección Especializada contra el Narcotráfico, la Seccional Cauca e investigadores del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, y el Comando contra el Narcotráfico y Amenazas Trasnacionales del Ejército Nacional fueron incautadas 1.6 toneladas de clorhidrato de cocaína.

Además se decomisaron armas de fuego y dinero en efectivo en este operativo adelantado en la zona rural de Jamundí, Valle del Cauca.

Los procedimientos se cumplieron en el corregimiento San Isidro, donde fueron descubiertos cinco puntos que servían de centros de acopio ilegal.

El estupefaciente estaba prensado y listo para ser enviado a diferentes zonas del país.

Gracias a la articulación de capacidades investigativas se estableció que la droga pertenecería a una red dedicada a la producción y comercialización de cocaína en el norte de Cauca.

Al parecer, este grupo utiliza inmuebles en el sur departamento de Valle del Cauca para almacenar los cargamentos, agruparlos hasta obtener una determinada cantidad y, posteriormente, enviarlos en tractocamiones hacia diferentes puertos o ciudades capitales.

Precisamente, cinco de los presuntos integrantes, quienes serían los encargados de custodiar los alijos, fueron capturados en situación de flagrancia.

La Fiscalía los presentará ante un juez de control de garantías y les imputará los delitos de: tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado; y fabricación, tráfico y porte de armas de fuego o municiones.