Comunidades indígenas del Cauca rechazaron el atentado contra la cultura ancestral: delincuentes incendiaron la casa de pensamiento A´te Kite Yat Wala.

Los hechos sucedieron en la antigua planta procelulosa en el resguardo indígena de Caldono, hacia la medianoche del 27 de diciembre, confirmaron integrantes del Consejo Regional Indígenas del Cauca, Cric.

“Esta casa símbolo de la Mujer Tejedora fue construida con mucho esfuerzo del programa semillas de vida, hoy solo quedan cenizas y un profundo dolor de quienes pasaron por este espacio. No solo es un atentado con lo material si no a la armonía territorial y espiritual”, denunciaron los integrantes del Cric.

“Atacar violentamente este espacio integral y espiritual, es un acto de racismo que no podemos tolerar, mas cuando se atenta contra la vida, la armonía y pervivencia de nuestras comunidades. Mi solidaridad y respeto con el pueblo Nasa de Caldono, en especial con las mujeres tejedoras, quienes construyeron este espacio espiritual con mucho esfuerzo desde el Programa Semillas de Vida”, denunció el alcalde de Caldono, José Vicente Otero.