Un nuevo paro nacional comienza a tomar fuerza por parte de los diferentes movimientos sociales del país; paro al que sectores del departamento del Cauca, ya comenzaron a sumarse.

Uno de estos son las comunidades indígenas Misak o Guambianos, los mismos que durante los últimos meses han bloqueado la vía Panamericana, evitaron cobrar peaje en Tunía por varias horas y quienes tumbaron la estatua de Sebastián de Belalcázar ubicada en el Morro de Tulcán en Popayán.

Hace dos meses las centrares obreras invitaron a nuevas movilizaciones sociales para rechazar las reformas, como la tributaria, que tiene previstas el Gobierno Nacional.

La jornada del paro nacional de 24 horas será el miércoles 28 de abril y en el departamento se han sumado sectores como: Los sin Techo, el Proceso de Unidad Popular del Suroccidente Colombiano (Pupsoc), en el que hacen parte varios campesinos del sur y norte del Cauca.

Sandra Viviana Tombé, vocera de las comunidades Misak, hizo una invitación a los colombianos para que durante el 28 de abril salgan a las calles y vías con el fin de no permitir el cobro de los peajes.

"...A liberar las vías de los peajes y transitar libremente por las carreteras del país sin pagar este abusivo cobro", indicó la dirigente social.