Indígenas asentados en Bogotá regresarán a sus resguardos en el Chocó y el Cauca

Fue el pasado 13 de diciembre que se informó que, para antes de navidad, cerca de 200 indígenas retornarían a sus territorios de origen, la Unidad para las Víctimas confirmó que el traslado comienza este miércoles 21 de diciembre

Indígenas asentados en Bogotá regresarán a sus resguardos en el Chocó y el Cauca

Para este miércoles 21 de diciembre quedó pactada la cita para iniciar con el proceso de regreso voluntario, a Chocó y Cauca, de los integrantes de las comunidades indígenas que se encontraban resguardadas en Bogotá. Se trata de unas 250 personas que dejarán los albergues del Parque la Florida y la Unidad de Protección Integral La Rioja, lugares en los que actualmente residían. Esto se da luego de que se llegarán a acuerdos entre representantes de la comunidad embera katío, ubicada en el Parque La Florida, y la directora general de la Unidad para las Víctimas, Patricia Tobón Yagarí.

De acuerdo con cifras de la última entidad mencionada, de la Florida retornarán 81 familias, es decir, 202 personas, al municipio de Bagadó al Resguardo del Alto Andágueda, en el departamento del Chocó. Estos ciudadanos, destaca la autoridad, recibirán “apoyo a la sostenibilidad, kit de hábitat, transporte de enseres y personas hasta su resguardo, y ayuda humanitaria de trámite especial, tanto a retornados como a comunidad receptora”, según destaca la página web del organismo.

Por el otro lado, del asentamiento ubicado en La Rioja retornarán 14 familias embera siaperara y 2 familias embera dóbida a sus lugares de origen en López Micay y Timbiquí, en el departamento del Cauca, y Pizarro, en el Chocó. En total, se trata de 51 personas. “Para la atención y el retorno de los embera, que contará con el acompañamiento de funcionarios de la Unidad, se han articulado entidades del Estado, con el fin de garantizar la dignidad de la población y así suplir las necesidades en el territorio”, explica la Unidad para las Víctimas.

“La Unidad, por su parte, se ha dispuesto a entregar ayudas humanitarias, apoyo económico para la sostenibilidad, transporte mular y kits de habitabilidad que consisten en materiales que les permita construir albergues temporales en sus lugares de origen”, añadió la institución.

Dentro que lo que dijo, fue el pasado mes de octubre cuando comentó que las ayudas que le daba el Distrito a estas comunidades eran gastadas en licor

Dentro que lo que dijo, fue el pasado mes de octubre cuando comentó que las ayudas que le daba el Distrito a estas comunidades eran gastadas en licor

Fue el pasado 13 de diciembre que se informó que, para antes de navidad, cerca de 200 indígenas retornarían a sus territorios. “Estamos en este proceso de caracterización de nuestra comunidad aquí en La Florida, dónde habitamos emberas de las comunidades chamí, dóvira y katío, para poder retornar con garantías al territorio y avanzar en las solicitudes que hemos venido haciendo a las entidades sobre vivienda digna, vías y servicios básicos”, resaltó Claudia Queragama, lideresa de la comunidad embera en La Florida.

Este tema ha generado polémica desde varios meses. La alcaldesa de Bogotá, Claudia López, ha sido una de las principales involucradas en esta problemática. Dentro que lo que dijo, fue el pasado mes de octubre cuando comentó que las ayudas que le daba el Distrito a estas comunidades eran gastadas en licor. “Bogotá ha aportado $9.000 millones en albergues, atención humanitaria, de salud, educación y alimentación de la población embera por dos años. Es responsabilidad del gobierno nacional evitar el desplazamiento y garantizar el retorno. Agradecemos al Presidente que al fin se asuma”, comentó, en su cuenta de Twitter, sobre ello.

“Como también le debió informar la Unidad de Víctimas, señor Presidente, varios hombres “líderes” emberas explotan en mendicidad a mujeres y niños, mientras se gastan las ayudas que les damos en licor y ejercen violencia contra su propia comunidad, ciudadanos y servidores públicos. Esos y muchos más hechos de violencia y abuso los denunciamos hace meses ante ICBF sin que se haya tomado ninguna medida preventiva ni de protección a los niños ni sancionatoria a los adultos. También interpusimos denuncias penales ante la Fiscalía que están en curso”, detalló la mandataria local luego de que el presidente colombiano, Gustavo Petro, cuestionara la problemática-

Para aquel momento, la alcaldesa le pidió al presidente aportar en el proceso de retorno voluntario y seguro de las personas que habían sido obligadas a salir de sus territorios de origen por la violencia.

Nota tomada de: https://www.infobae.com/