La madre de uno de los jóvenes de El Bordo, Cauca, confirmó que si fueron masacrados, ya que los cuerpos presentaban impactos por arma de fuego y además, uno de ellos tenía las manos amarradas con una soga.

La familiar, quien por seguridad pidió no revelar su identidad, manifestó que el homicidio de los cuatro jóvenes ocurrió el viernes 29 de enero, día en el que fueron reportados como desaparecidos.

El hecho de acuerdo con la familiar, ocurrió en el sector conocido como El Naranjo, zona rural del municipio de Policarpa, en el departamento de Nariño.

Cabe recordar, que desde un principio, los familiares de los jóvenes: Julián David Ortiz Hoyos, Daniel Felipe Paz, Fabio Alejandro Navia y Yulieth Mellizo, los reportaron como desaparecidos.

Artículo relacionado: La extraña desaparición de cuatro jóvenes en el Sur del Cauca

"Los cuatro cuerpos presentan  disparos, pero uno de ellos lo habían amarrado con una soga", resaltó la familiar.

Agregó, que una vez los asesinan, los cuerpos son lanzados a un abismo junto con la camioneta en la que se movilizaban; vehículo, el cual era de propiedad de la madre de una de las víctimas.

¿Por qué estaban en la zona?

"Nos dimos cuenta porque mi hijo estaba trabajando con un primo en esta zona... Luego la mamá del primo, me llama a decirme que no habían llegado, por eso comenzamos la búsqueda", expuso.

Una vez se conoce la desaparición de los jóvenes, los familiares comienzan la búsqueda hasta llegar a la zona de Policarpa, y tras varias horas después, encuentran la camioneta y los cuerpos.

Hasta el momento no se conocen los detalles de esta nueva masacre, en la que se ven involucrados cuatro jóvenes del departamento del Cauca.