Las autoridades judiciales lograron la identificación del cuerpo que apareció incinerado en zona rural del municipio de Cajibío.

Se trata de Juan Sebastián Hoyos Piamba, un joven de 30 años de edad, oriundo de la ciudad de Popayán y que su muerte sigue siendo un misterio para las autoridades y familiares.

Los hechos ocurrieron en el corregimiento la Capilla  vereda  Palace  en el cruce del río, y hasta el momento se desconocen la hora y los motivos de lo sucedido.

El cuerpo se encontró incinerado y con dos impactos de arma a la altura de la cabeza.