Ayer se llevó a cabo en los juzgados de Paloquemao y de manera virtual la audiencia de legalización de captura e imputación de cargos contra Paúl Naranjo, uno de los hombres sindicados de participar en el asesinato de la joven Ana María Castro el pasado 5 de marzo del año 2020 y que habría sido lanzada de un vehículo en la calle 80 con carrera 69 P.

Hoy, luego de la reanudación de la audiencia, la juez  envió a detención preventiva al fotógrafo Paúl Naranjo por considerar que hay suficiente material probatorio que permite inferir  que el indiciado participó en los hechos que llevaron a la muerte a la joven Ana María Castro.

Dijo que las pruebas aportadas permiten inferir  que Naranjo demostró que puede llevar a cabo  acciones  de obstrucción a la justicia  así como de destruir u ocultar pruebas y dijo que tal es el caso del celular de Ana María Castro que, hasta el momento, no aparece.

El abogado defensor de Paúl Naranjo, Jhon Cadena, dijo que no estaba de acuerdo con la decisión de la juez e interpuso un recurso de apelación y pidió que se revoque esta decisión.  Agregó que no se puede hablar de feminicidio en este caso sino, posiblemente, de un homicidio culposo agravado en el últimos de los casos.

Con respecto al tema del teléfono  de Ana María Castro que hasta el momento no ha sido ubicado  dijo que Paúl Naranjo nunca recogió la camioneta en donde permanecía el dispositivo sino que esta acción la realizó la policía  en compañía de la madre del indiciado. "Yo pido que se le dé libertad inmediata a mi cliente" dijo de forma vehemente.

Por su parte el fiscal asignado al caso dijo que hay pruebas y declaraciones de testigos que permiten inferir que Ana María Castro fue arrojada de una camioneta y que además fue abandonada en medio de la nada sin ser auxiliada. "La historia sería diferente si alguien la hubiera ayudado y si ella hubiera tenido sus papeles cuando la encontraron. Ella entró como una N.N al hospital".

Agregó que la restricción de la libertad de Paúl Naranjo es necesaria debido a que este no compareció a una diligencia de arraigo y que esto permite establecer que ante una medida más grave esta persona podría no comparecer. "Pido se mantenga la medida de aseguramiento".

Finalmente el fiscal dijo que se está hablando del delito de feminicidio  y que está confirmado que hubo celos de por medio en este caso.

El abogado de la defensa John Cadena manifestó no estar de acuerdo y advirtió que apelará esta decisión. Dijo que la juez no tomó en cuenta evidencias claras y la oscuridad que aún persiste en este caso.

La defensa de las víctimas pidió durante la audiencia  que se confirmara la decisión de la juez de privar de la libertad a Paúl Naranjo. "Estoy en desacuerdo con el señor defensor John Cadena  cuando dice que no se obstruyó a la justicia. La persona que escuchó que Naranjo y Ortegón tenían el celular es totalmente imparcial. El señor Paúl, en cambio, siempre omitió este detalle,  eso da pie en inferir que puede haber un posible obstrucción a la justicia".  

Agregó Naranjo sí tenía un estereotipo de cómo debe comportarse una mujer, que sintió celos y que en ese sentido puede haber un delito de feminicidio y por ende un peligro para la sociedad. "Solicito al juez en segunda instancia que confirme la providencia dada a conocer por la juez del caso".

Ayer, en el recinto cada una de las partes pudo exponer el material probatorio existente sobre el caso, hasta el momento, así como sus argumentos, las mismas tendrán que llenar vacíos en sus respectivas investigaciones para las próximas audiencias.

Noticia tomada de: El Tiempo