La abucheada que recibió el saliente presidente Iván Duque en el congreso

El cuarto y último discurso de Iván Duque generó mucha controversia por la oposición que tuvo durante sus cuatro años.

La abucheada que recibió el saliente presidente Iván Duque en  el congreso

El discurso de Iván Duque hoy en la instalación del congreso fue histórico, no por su  su contenido, sino por los abucheos que hubo.

El cuarto y último discurso de Iván Duque generó mucha controversia,  a raíz de la oposición que tuvo durante sus cuatro años, pero la que minutos después se convirtió en la coalición de gobierno que tendrá Gustavo Petro en el Congreso de la República.

El saliente presidente fue interrumpido en varias ocasiones por los integrantes de la oposición, la cual le recibió con más de un centenar de afiches con las fotos de los líderes sociales y ex combatientes asesinados durante el gobierno que termina, y ya en pleno discurso, le gritaron de forma insistente “mentiroso, mentiroso, mentiroso”, que trataban de ser aplacados con aplausos que daban en especial los uribistas y los conservadores.

Los ánimos de los opositores los activó el presidente Duque cuando dijo en su discurso que “regularizamos más de 1,3 millones de hectáreas y entregamos más de 50 mil títulos de propiedad rural convirtiéndonos en el gobierno que ha brindado más tierra a los campesinos de Colombia en nuestra historia reciente. Este proceso de equidad nos demostró que se puede hacer justicia social en el campo, sin expropiaciones ni prejuicios, viendo la alegría de cada nuevo propietario que construye sus sueños”.

Y en un hecho que al menos en los últimos años no se veía, el saliente presidente del Senado, el conservador Juan Diego Gómez, tuvo que interrumpir a Duque para pedir a los congresistas de la oposición que se callaran y dejaran hablar al mandatario.

Gómez incluso amenazó con sacarlo con la Policía al senador Iván Cepeda, quien junto a otros congresistas como Inti Asprilla, cuestionaban con gritos al mandatario saliente.

Les recordó que además ellos al cierre del discurso de Duque podían intervenir ante la plenaria, en su condición de fuerzas de la oposición, como lo señala la ley que les da 20 minutos de réplica.

Cuando el jefe del Estado habló de los líderes sociales, de la forma cómo los protegió atendió, nuevamente volvió la gritería en su contra, al punto que tuvo que subir el tono de su voz para no volver a suspender su intervención.