La Brigada contra la Explotación Ilícita de Yacimientos Mineros tiene un nuevo comandante

Esta unidad élite, orgánica del Comando contra el Narcotráfico y Amenazas Transnacionales, recibe en este cargo al señor Coronel César Augusto Rojas López.

La Brigada contra la Explotación Ilícita de Yacimientos Mineros tiene un nuevo comandante

En ceremonia militar realizada en la Escuela de Caballería, la cual estuvo presidida por el señor Brigadier General Javier Hernando Africano López, comandante del Comando contra el Narcotráfico y Amenazas Transnacionales del Ejército Nacional se realizó la presentación y reconocimiento de mando de la Brigada contra la Explotación Ilícita de Yacimientos Mineros, unidad que estará comandada por el señor Coronel Cesar Augusto Rojas López, oficial del arma de artillería, quien lleva más de 26 años en la institución.

Dentro de su perfil profesional, el señor Coronel Cesar Rojas es profesional en Administración Logística y profesional en Ciencias Militares, cuenta con una especialización en Seguridad y Defensa Nacional y una especialización en Gerencia Logística, además de una Maestría en Seguridad y Defensa Nacional.

Con más de 18 medallas, premios e insignias, cuatro distintivos militares nacionales y tras haberse desempeñado como comandante del Comando de Apoyo de Fuegos, Jefe de Estado Mayor de la Novena Brigada, comandante del Batallón de Artillería N°8 San Mateo y comandante del Batallón de Instrucción Entrenamiento y Reentrenamiento N°8, recibe ahora esta gran responsabilidad de liderar y comandar una Brigada especial, dedicada a la preservación de los recursos naturales del Estado.

En lo corrido del año 2022, la Brigada contra la Explotación Ilícita de Yacimientos Mineros ha logrado contundentes golpes contra las estructuras dedicadas a la extracción ilícita de minerales, logrando la destrucción de más de 1000 motores ilegales, la incautación de 413 unidades de producción minera, la captura de 338 personas quienes harían parte de estos grupos al margen de la ley, además de la destrucción de maquinaria amarilla, dragas artesanales, incautación de armamento de largo y corto alcance y la recuperación de miles de hectáreas de bosque.

Este comando, continuará trabajando de manera incansable para garantizar y preservar la vida y tranquilidad de todos los habitantes de Colombia, siendo garantes del respeto por los Derechos Humanos y la preservación de la fauna y flora a lo largo y ancho del territorio nacional.