En Argelia, Cauca, se conoció el caso de familiares venezolanas desplazadas por las amenazas de la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional, Eln.

Como es de recordar, desde el pasado 21 de noviembre, circula en las veredas y corregimientos de este municipio un panfleto donde dicho grupo armado al margen de la ley exigen a los venezolanos a salir de El Plateado.

En el censo preliminar, se estableció que son 278 personas las desplazadas, un total de 85 familias. De estos ciudadanos, 74 son menores de edad y 204 mayores. Hay seis embarazadas, y del total, 252 son de nacionalidad venezolana y los otros 23 colombianos, pues las amenazas también eran contra los ciudadanos procedentes del departamento del  Caquetá.

Es que grupo militar ilegal ordenó además una especie de toque de queda para los conductores que se movilizan en el sector conocido como Cañón del Micay.

Mediante un panfleto, los guerrilleros solicitan a los conductores de motocicletas transitar sin casco, y de vehículos movilizarse con los vidrios abajo y con sus documentos en regla, “el horario para movilizarse por las carreteras de Argelia a Betania, Honduras, La Leona y Huisitó es de 6 de la mañana a 7 de la noche. Está prohibido cargar armas de fuego”, señalan los escritos.