La Iglesia colombiana pide ‘soluciones estructurales’ para detener la violencia en Nariño y Cauca

/ Noticias del Cauca
Por: Periodicovirtual.com

La Iglesia colombiana pide ‘soluciones estructurales’ para detener la violencia en Nariño y Cauca


  • A través de un comunicado, los obispos de la región se hacen eco del  dolor del pueblo frente a los homicidios, el fuego cruzado entre grupos  armados y el reclutamiento de jóvenes y niños
  • Los pastores lamentan el abandono de los ciudadanos por parte del  Estado y denuncian acuciantes problemáticas en la región, como el  secuestro y el reinicio de las fumigaciones

Estamos viendo el dolor de nuestro pueblo” es el título del comunicado firmado por los seis obispos de los departamentos de Cauca y Nariño, en  Colombia, tras una reunión que sostuvieron a finales de la semana  pasada en el municipio de Guapi, en la que analizaron críticamente la  coyuntura que vive la región, como se lee en su profético mensaje.

Si hay una región particularmente golpeada por la violencia, y que en los últimos meses ha cobrado la vida de decenas de líderes sociales –a pesar de la firma de los acuerdos de paz–, es justamente el Suroccidente y el Pacífico colombiano.

Abandono del Estado

De ahí que en el mensaje de los obispos se describa el “sufrimiento  de nuestros pueblos”, que se expresa en el abandono, por parte del  Estado, de sus ciudadanos, lo mismo que “en el incremento del número de  homicidios, los continuos enfrentamientos de los grupos armados que pone en riesgo la vida de las comunidades,  el reclutamiento de niños y jóvenes” (por parte de estos grupos), y la  corrupción e inestabilidad política en algunos de los municipios de la  región.

También la Iglesia manifiesta su preocupación frente a las  permanentes amenazas y el “deterioro” del medio ambiente, como se  constata en “la tala indiscriminada de los bosques para la expansión de  cultivos ilícitos”, así como en “el daño a los sistemas hídricos por la contaminación producida por la minería ilegal“.

De hecho, el incremento de cultivos ilícitos en las comunidades y la  posibilidad del reinicio de la fumigación, para contenerlos, ha llevado a  los pastores a afirmar que “frente a las complejas problemáticas que  vivimos en el territorio, se deben implementar soluciones estructurales lideradas por el Estado y con el compromiso de la sociedad civil“.

Rechazo al secuestro

Por otra parte, la Iglesia ha alzado su voz para clamar por el respeto de la vida humana, la libertad y la movilidad en los territorios,  al rechazar “el fenómeno del secuestro que vivimos en nuestra región,  de manera especial el sucedido en los últimos días en el municipio de  Guapi”.

En este sentido, los pastores han solicitado el retorno inmediato de  los retenidos al seno de sus familias, al tiempo que piden “a las  autoridades y a toda la ciudadanía en general para que juntos protejamos   la vida y hagamos nuestro mejor esfuerzo en la misión que se nos ha  encomendado”, solicitando, incluso, la intervención de organismos nacionales e internacionales para mediar en la pronta liberación de los secuestrados.

El comunicado ha sido firmado, el pasado 7 de marzo, por los obispos  de Popayán, Luis José Rueda Aparicio; Pasto, Julio Enrique Prado  Bolaños; Ipiales, José Saúl Grisales; Tumaco, Orlando Olave Villanoba;  Tierradentro, Oscar Augusto Múnera; y Guapi, Carlos Alberto Correa,  pertenecientes a la provincia eclesiástica de Popayán.

Nota tomada de: https://www.vidanuevadigital.com/

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.