La medida de pico y cédula generó una ola críticas y burlas contra el mandatario de Popayán, Juan Carlos López Castrillón.

La primera autoridad municipal, desde el pasado martes, había anunciado la norma supuestamente para evitar que los payaneses se movilizaran masivamente en la ciudad y cortar así la cadena de contagios de la Covid-19.

Para eso, y con periodistas 'aliados' a la administración, hizo el anuncio en medio de la crisis sanitaria, reflejada en hospitales a reventar y una altísima preocupación ciudadana por la debacle económica que vive la capital del Cauca.

Hasta que llegó hoy la información de cómo sería el pico y cédula, muchos la verdad pensaron que debían quedarse en casa, programarse para salir a realizar diligencias en días específicos y todo ese ambiente de restricciones que se vivió al inicio de la pandemia.

Pero no. La sorpresa para los payaneses fue mayúscula cuando vieron que la medida sólo restringe el ingreso a los bancos y a los establecimiento de comercio.

¿Cómo así? Esa es la pregunta que muchos se hicieron al enterarse que pueden salir libremente en medio del pico de la pandemia cuando los medicamentos para las UCIs  escasean y el personal médico batalla a muerte para atender los numerosos pacientes contagiados con coronavirus.

"¡Qué lumbreras de gobernante tenemos! Todos pueden salir aglomerarse en la calle, en el parque, en las esquinas, pero desde que no entren a los bancos, no pasa nada, qué absurdo, el alcalde casi se hernia pensando en la salud de los payaneses", sostuvo una ingeniera en el chat de nuestra redacción.

William Efraín Abella Herrera
O sea que uno sólo se contagia de Covid en los bancos y sitios comerciales. En los otros lugares, no

Las redes sociales estallaron con comentarios que criticaban la medida, en otros casos se burlaban del mandatario, quien posiblemente demostró que con esta medida está más de lado de los bancos y grandes empresarios que de los payaneses.

"El pico y cédula, tal como lo implementaron en Popayán, es un saludo a la bandera y no será realmente efectivo. Aplicarlo sólo para entrar a bancos y establecimientos comerciales es ínfimo frente a la magnitud de la pandemia. Si usted está en la calle no le pasará nada, no habrá ninguna sanción.  Lo ideal y responsable era la restricción total si así lo determinaba la norma, según el último dígito de su cédula: par o impar. ¡Un pico y cédula buchi pluma!", expresó el periodista Rubén Darío Zúñiga Guevara.

Julian Valencia Fernandez
He visto decretos estúpidos, pero el de pico y cédula payanes es una obra de arte. Mi solidaridad con los trabajadores de la salud.