04 de mayo de 2021. El Personero de Popayán, Jaime Andrés López Tobar solicitó a la Procuraduría General de la Nación iniciar las correspondientes investigaciones disciplinarias por los presuntos excesos y violaciones a los derechos humanos por parte de integrantes de la fuerza pública, en contra de manifestantes, defensores de los derechos humanos, periodistas y ciudadanía en general, en medio de las movilizaciones que se desarrollan desde el pasado 28 de abril de 2021 en la capital caucana.

Esta petición se originó luego de las denuncias realizadas por varios ciudadanos y la recopilación de casi 60 videos donde se registran excesos de autoridad y una fuerza desmedida por parte de uniformados de la Policía Nacional y del Escuadrón Móvil Antidisturbios, ESMAD. Actos que podrían infringir el protocolo de acciones preventivas, concomitantes y posteriores, establecidas en el estatuto de reacción, uso y verificación de la fuerza legítima del estado y protección del derecho a la protesta pacífica ciudadana, principalmente los principios de necesidad, gradualidad, proporcionalidad y racionalidad en el marco del mandato constitucional, legal y reglamentario para el uso de la fuerza por parte de la Policía Nacional al interior de la protestas conforme lo establece el decreto No 003 del 05 de enero de 2021.

Según varias denuncias recepcionadas por esta Agencia del Ministerio Público, otras registradas en redes sociales y algunos medios de comunicación de la ciudad, los integrantes de la Policía no están garantizando los derechos fundamentales, la conservación de la convivencia ciudadana y el orden público en estas manifestaciones. En varios casos, atentan contra la integridad y dignidad de los manifestantes y de los demás habitantes que no participan en las movilizaciones.

El Personero Municipal, Jaime Andrés López Tobar indicó que, “como garantes del derecho legítimo a la protesta social, rechazamos y denunciamos estas acciones violentas, porque es posible que miembros de la Policía hayan incurrido en agresiones y uso desproporcionado de la fuerza, convirtiéndose en una amenaza no solo para los manifestantes sino para los defensores de derechos humanos, periodistas e inclusive aquellos que no participan en estas movilizaciones, desconociendo los mandatos constitucionales que los rige”.

En este sentido, la Personería solicita la intervención de la Procuraduría General de la Nación y la Fiscalía en ejercicio de las funciones constitucionales y legales a fin de impartir la efectiva justicia a los responsables; y de la misma manera, ha conminado a la Policía Nacional para que haga un uso legítimo de la fuerza de tal manera que no se vulneren los derechos de los ciudadanos que participan en las diferentes manifestaciones.