La delincuencia en Colombia no da tregua, durante el primer semestre del año hubo un aumento significativo en los casos de robo a automotores, especialmente en los meses de marzo, abril, mayo cuando se presentaron más denuncias que en la misma fecha durante el 2020. Así lo confirmó el presidente de Asopartes, Carlos Andrés Pineda, quien aseguró que desde el 1 de enero al 30 de junio fueron robados 4.371 vehículos y 14.415 motocicletas.

Según Pineda, esta problemática está afectando tanto a los propietarios como a las aseguradoras, al mismo tiempo, se está presentando una prevención por parte de los compradores de motocicletas, quienes han sido los más afectados por este fenómeno. Razón por la que desde Asopartes se hizo una solicitud formal a las autoridades para que inicien con los procesos judiciales contra los responsables de esta modalidad.

“Son cifras preocupantes, por cuanto registran un aumento estadístico. Por supuesto que hay que considerar que algunos meses del año pasado registramos un cierre total de la economía, pero de todas formas el incremento en los hurtos de vehículos y de motocicletas, preocupan y así lo hemos expresado ante las autoridades a nivel nacional”, comentó Pineda a El Nuevo Siglo.

Para enero de este año, se registró el hurto de 695 vehículos, una cifra que disminuyó frente al mismo periodo del 2020 cuando se robaron 865, de igual forma, en febrero también hubo una disminución en el robo de automotores, fueron 792 casos frente a 962 del año pasado. Lastimosamente en marzo, abril, mayo y junio se disparó la cifra de denuncias por hurto, “se puede inferir una variación de 436 casos con un incremento del 11%”, así lo describió el presidente de Asopartes.

pandemia (Colprensa - Luisa González)

“Desde el 1 de enero al 30 de junio del 2020, ocurrieron 12.244 hurtos y en el mismo lapso del 2021, las autoridades recibieron 14.415 denuncias. Se registra una variación absoluta de 2.171, es decir, un incremento del 118% en materia de hurtos de motocicletas, en todo el territorio nacional”, aseguró a El Nuevo siglo el presidente de la entidad.

Según los informes recibidos por parte de las autoridades, la mayoría de todos los vehículos son desguazados y sus partes vendidas como repuestos. Los delincuentes prefieren robar carros que sean muy comunes en el país, esto porque les facilita la salida de los elementos, las marcas más acogidas son Renault, Chevrolet, Nissan y Toyota, entre otros.

Nota tomada de https://www.infobae.com/america/colombia/