No cabe duda de que una de las figuras más visibles durante el paro que atraviesa Colombia en este momento es el líder de Colombia Humana, Gustavo Petro. Sin embargo, la participación del senador se había limitado, principalmente, a las invitaciones a las marchas y las críticas en contra de la administración nacional y los abusos de la fuerza por parte de autoridades como la Policía Nacional.

Dicho discurso cambió en la mañana de este viernes, cuando el político de izquierda finalmente comenzó a hablar de contrapropuestas para la reforma tributaria presentada por el Gobierno nacional y que ha sido el principal objeto de las protestas que se registran en el país desde el pasado 28 de abril. En una serie de trinos, Petro presentó las que serían las alternativas para enfrentar el difícil momento económico que atraviesa el país.

PUBLICIDAD

“El incremento de la pobreza en Colombia es de los peores de América latina, lo que demuestra como ha sido de ‘michicato’ el plan de ayuda social. El peor caso es Bogotá. Todas las conquistas de disminución de pobreza en la ciudad desde el 2003 han sido borradas”, señaló el dirigente político, que por estos días encabeza las intenciones de voto para la Presidencia de la República.

Tras esa introducción, procedió a señalar algunos datos que surgen desde el informe de pobreza monetaria presentado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), el pasado 29 de abril. Puntualmente, Petro se refirió al hecho de que a pesar de que en Bogotá se ubicó 1 de cada 3 nuevos pobres de Colombia, la administración distrital optó por invertir el dinero público de la ciudad, en sus palabras, en el desarrollo del sistema TransMilenio y la privatización de la red hospitalaria.

Paralelamente, celebró que “en Colombia solo es destacable que la pobreza no haya aumentado en el campo. La devaluación del peso, por la caída del petróleo, se ha convertido en un impuesto a las importaciones de alimentos, que ahora son mucho más caras. Por eso se produce más alimentos en el país”.

Hecho ese contexto, el congresista pasó a señalar que la reforma tributaria propuesta por el presidente Iván Duque no es la única alternativa que existe para darle continuidad y expansión a programas sociales como Ingreso Seguro, la devolución del IVA o el subsidio a la nómina. Otra forma de financiar esto y hasta una renta básica para los más vulnerables, aseguró, es la derogación de la reforma tributaria de 2019.

“Proponemos planes de empleo estatal garantizado, que son aquellos en donde el estado emplea centenares de miles de personas, para trabajos necesarios en el país: por ejemplo reforestación, cuidado de niños, salud territorializada”, dijo el senador a través de su cuenta de Twitter, agregando que también se podría instaurar un subsidio transitorio al pago de personal de la pequeña y mediana empresa, que tendría como objetivo la recuperación del empleo privado del país.

“Los recursos para financiar el plan de empleo estatal garantizado, las transferencias sociales como renta básica y el subsidio transitorio al empleo en la pequeña y mediana empresa se financian derogando la reforma tributaria del 2019 y con emisión transitoria”, concluyó Petro.

En este momento no existe forma de descartar las propuestas hechas por el excandidato presidencial. Después de todo, el presidente Iván Duque señaló en la noche del pasado 28 de abril que está dispuesto a llegar a consensos sobre la reforma tributaria, escuchando los aportes de todos los sectores políticos y sociales del país.