La Alcaldía de Popayán emitió el decreto por medio del cual se adoptan las restricciones en la ciudad durante el fin de semana.

Una de las excepciones empresas podrán trabajar siempre y cuando tengan el servicio de domicilio, y estos a su vez deben estar plenamente identificados, y con la documentación de su motocicleta al día.

Lo nuevo del decreto es que el fin de semana no solamente será el toque de queda, sino que este se extenderá hasta el jueves 21 de enero, en el horario comprendido, entre las 8:00 de la noche hasta las 5:00 de la mañana de cada día.

Debido a esta restricción, el sector comercial, industrial y empresarial, deberán cerrar una hora antes de que inicie el toque de queda, de lo contrario serán objeto de sanciones económicas.

Las excepciones que contempla este decreto son un total de 25, las cuales las puede encontrar en el parágrafo 2 del artículo primero del decreto.

De la misma forma, se limita la venta de bebidas embriagantes en los bares, discotecas y restaurantes, las cuales hacen parte del plan piloto, quienes podrán vender solamente hasta las 7:00 de la noche.

Durante este fin de semana está prohibido realizar actividades deportivas, ya que es un toque de queda y/o aislamiento obligatorio, y solo podrán salir quienes estén en las excepciones.