Lo que viene

/ Opinión
Por: Maritza Zabala Rodríguez

Lo que viene


Como resultado de las medidas para mitigar el contagio de la pandemia, la pérdida del trabajo seguro y decente es evidente.
Tal vez otros países puedan soportar más tiempo sin volver a las calles y reactivar el aparato económico; pero en el nuestro es necesario, tal como lo ha hecho el gobierno nacional, priorizar la reconstrucción del mercado laboral a la par de salvaguardad la salud pública.
Esta cuarentena evidenció situaciones que eran paisaje: la inequidad que nos engloba como colectivo social, la insuficiencia de capacidad del sistema de salud, sus unidades de cuidados intensivos y la atención hospitalaria; las inequidades de protección, contratación, subcontratación y seguridad, del gremio de la salud en su conjunto, entre otras.
Y aquí esta una de las lecciones aprendidas de esta pandemia: el peso de revaluar la dignidad e igualdad de todo trabajo, tras subestimar a quienes nos cuidan y ayudan en el día a día. Ojalá que los aplausos y reconocimientos no sean temporales y supongan dignidad económica, salario digno y mejoras efectivas.
Si tenemos una visual global, hay muchos actores en este escenario que en meses definió a nivel planeta, el COVID-19. No es necesario ser experto para saber que el trabajo nos permite, además de la remuneración, una serie de beneficios que apuntan al bienestar y que, si no se interviene sobre el tema, los efectos de la recesión serán devastadores del todo.
Además, con el regreso a las actividades de algunos sectores según lo dispuesto en el Decreto 593/20 es oportuno considerar que para lograr que la economía no muera, hay que darle oxígeno, reanimarla, reinventarla y poco a poco, recuperarla.
Hoy hay muchas empresas, microempresas, emprendimientos, profesionales, devastados por este freno, que, de igual forma, están al tanto de reactivar la marcha, lo que demanda una carga de trabajo extra, no remunerado que blinde a los empleados de las empresas que van a salir a intentar laborar en un mundo distinto al de hace unas semanas, a un entorno donde claramente es real la posibilidad de infección.
Por eso para quienes quieren ver el tema de una esquina opuesta a la otra, mi posición tal como dije antes, es mediada:  para minimizar la contracción de la economía, que según el Fondo Monetario Internacional será del -3% en 2020, hay que seguir e implementar todas las recomendaciones de los expertos en salud pública y de reactivación económica que ya hacen parte de la nueva arquitectura institucional del país.
Estas últimas semanas ganamos en verdad tiempo valioso.
Ahora hay que aprovechar las oportunidades para restablecer la economía, sin que esta situación se convierta en polarización política. Ha quedado demostrado que esta realidad social debe cambiar.
Para superar este virus, necesitamos conocimiento, habilidades y apoyo de la sociedad civil, empresarios y todos los que nos ayuden a potencializar servicios, acciones solidarias y espacios para compartir, innovar, ejecutar y entregar lo que la gente en verdad necesita en esta nueva versión del mundo.

Do you have any presale question to ask?

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been.