En Santander de Quilichao, las autoridades adelantan múltiples actividades de control para evitar los delitos de alto impacto como el homicidio y el hurto en todas sus modalidades.

Como bien explicó el comandante de la Policía en el Cauca, coronel Rosemberg Novoa, son alrededor de 100 policías que están ubicados en sitios públicos de este municipio, ejecutando requisas, verificación de antecedentes judiciales y además velando que los ciudadanos cumplan con las medidas de bioseguridad para evitar el contagio de la Covid-19.

“Hoy estuvimos en el sector de la Galería para acompañar a comerciantes y vendedores en el desarrollo de sus actividades económicas, adelantando requisas entre las personas que se acercan a este lugar para realizar diferentes diligencias”, explicó el oficial.

También se verificaron los antecedentes judiciales de vehículos y motocicletas.

Gracias a esta actividad se logró la incautación de 30 armas blancas y se impusieron cinco comparendos a personas sorprendidas contrariando el Código de Policía y Convivencia ciudadana.