Periodistas y líderes sociales del municipio de Caloto confirmaron que ya son dos los homicidios registrados en esta localidad del norte del Cauca.

Primero fue el asesinato del comunero Edinson Dagua Topa, de 41 años de edad. Esta persona apareció degollada en una vía del barrio La Unión, casco urbano de este municipio.

"La misma comunidad fue la encargada de alertar cuando vieron que frente a la biblioteca municipal yacía una persona tirada en medio de charco de sangre. Luego al sitio arribaron los bomberos, quien al verificar que aun registraba signos vitales, procedieron trasladarlo al hospital", explicaron los periodistas.

A pesar de esto, y por las seis heridas de arma blanca que registraba, este comunero no resistió y falleció.

"Tenía varias puñaladas en el pecho y en el cuello, no sabemos qué haya pasado con él, la gente solo manifestó que apareció herido de esta forma y en esa calle", agregaron los periodistas.

Luego las autoridades corroboraron que Edinson Dagua Topa residía en la vereda Belén de este municipio y se ganaba la vida como maestro de construcción.

Pasaron los días. Luego otra macabra noticia conmocionó a los caloteños.  En la vereda Husanó encontraron el cadáver de una persona de sexo masculino.

"No sabemos qué haya pasado con esta persona, porque comunidad solo indicó que el cadáver apareció en esta localidad y que registraba varias heridas con arma de fuego. Luego de esto,  y en una acción humanitaria, trasladaron el cadáver a la morgue de acá del hospital", agregaron por su parte líderes sociales de este municipio.

Hasta el momento no se tiene información sobre quién es la víctima, de ahí que se espera las actividades judiciales que adelanten los funcionarios del CTI de la Fiscalía para saber más de este caso.